EE. UU.: 47 monjas contagiadas y 9 muertas por COVID-19 en convento de Nueva York

Mundo LR

larepublica_pe

06 Ene 2021 | 8:30 h
El convento de las Hermanas de San José de Carondelet en Latham continúa en alerta por la propagación del nuevo coronavirus. Foto referencial: EFE
El convento de las Hermanas de San José de Carondelet en Latham continúa en alerta por la propagación del nuevo coronavirus. Foto referencial: EFE

Las autoridades de sanidad locales han criticado la demora en la vacunación en hogares y asilos que acogen ancianos en una de las ciudades más importantes del país norteamericano.

Un total de 9 hermanas fallecidas y otras 47 contagiadas es el resultado de un brote de COVID-19 al interior de un convento en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

Según reportó CNN, la sucesiva muerte de las monjas del claustro Hermanas de San José de Carondelet en Latham, ubicado en el condado de Albany, inició desde el pasado 15 de noviembre, aunque no en todos los casos se confirmó inicialmente el contagio.

El portal web del convento explica que dicha sede sirve para asilar a hermanas jubiladas y “para quienes necesitan atención médica a largo plazo”.

“Cuatro de las muertes asociadas con la congregación habían sido reportadas previamente a principios de este mes por los hospitales. Los otros cinco no fueron reportados por la instalación al Departamento de Salud del Condado de Albany”, informó la doctora Elizabeth Whalen, comisionada de salud del condado.

El convento, que tiene 370 años de ser fundado, también se ha dedicado a frenar la propagación y a seguir las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), precisó la hermana Mary Rose Noonan, portavoz de Hermanas de San José de Carondelet en Latham.

“Una disminución está a la vuelta de la esquina, especialmente con la ayuda de la vacuna. También oramos por todas las personas en todo el mundo cuyas vidas se han visto afectadas por la pandemia”, manifestó la religiosa.

Por su parte, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha señalado que la campaña de vacunación por parte del Gobierno federal en hogares de ancianos y asilos del condado “no ha ido tan rápido como nos gustaría”.

“Esta vacuna puede ser como el oro para algunas personas (...) Y si hay algún fraude en la distribución, perderá su licencia. Pero creo que debería ser un delito y voy a proponer una ley en ese sentido”, aseveró el pasado lunes.

Los casos de COVID-19 en Nueva York han registrado un aumento reciente. Justamente, un fenómeno que los expertos anticiparon que ocurriría después de las festividades. Los datos de este lunes indican que 170 personas más han muerto a causa del virus, mientras que 925 pacientes fueron ingresados recientemente en el hospital. El estado también reporta una tasa de positividad del 8,34%.

A la fecha, Albany registra más de 3.400 casos de coronavirus y más de 20 muertes por el virus que apareció en Wuhan (China) en diciembre de 2019.