China dice que la COVID-19 probablemente fue causada por “brotes en varios lugares”

Mundo LR

larepublica_pe

05 Ene 2021 | 13:33 h
En China se ha contenido el coronavirus. Foto: AFP
En China se ha contenido el coronavirus. Foto: AFP

“Corrimos contra el reloj y fuimos el primer país en reportar los casos al mundo”, subrayó el canciller de China. “Es probable que la pandemia haya sido causada por brotes separados”.

El Gobierno de China aseguró que los estudios sugieren que la COVID-19 probablemente fue el resultado de “brotes separados en varios lugares del mundo” y que la nación asiática simplemente “fue el primer país en reportar los casos”, informó el medio RT.

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, ofreció el sábado 2 de enero una entrevista a la agencia estatal Xinhua y el Grupo de Medios de China en la cual abordó varias temáticas, entre ellas los orígenes del coronavirus SARS-CoV-2.

“Corrimos contra el reloj y fuimos el primer país en reportar los casos al mundo. Cada vez más investigaciones sugieren que es probable que la pandemia haya sido causada por brotes separados en varios lugares del mundo”, dijo Wang.

Los primeros casos positivos del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, se comunicaron el 31 de diciembre de 2019 en Wuhan y en los primeros meses de 2020 se propagó por el resto del mundo. Actualmente hay 86 millones de contagios y casi 1,9 millones de decesos.

Balance mundial de la pandemia del coronavirus al 5 de enero a las 11.00 GMT. Infografía: AFP

A principios del mes de diciembre del año pasado, en una revista científica, un grupo de expertos de Italia plasmó una investigación en la cual descubrieron que su paciente 1 databa de noviembre de 2019, un niño de cuatro años infectado en el municipio de Milán.

En el país transalpino otro análisis había informado que el coronavirus ya estaba en sus aguas residuales en diciembre de 2019. Por su parte, un estudio preliminar sostenía que el SARS-CoV-2 circulaba en Barcelona (España) en marzo del año anterior.

Wang afirmó que la Cancillería china estuvo “a la vanguardia de la lucha contra la desinformación, refutando los intentos de politización y estigmatización” de la emergencia sanitaria.

“Estábamos decididos a asegurarnos de que la narrativa objetiva y la memoria colectiva de la batalla contra la pandemia no fueran distorsionadas por mentiras”, agregó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene previsto enviar una misión a China este mes para investigar el origen de la COVID-19.