La izquierda retorna oficialmente al poder en Bolivia

Investidura. Luis Arce, exministro de Economía, juró como nuevo presidente ante la presencia de líderes internacionales. Su ascenso marca el regreso del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Evo Morales.

Arce, del partido Movimiento al Socialismo (MAS), cuyo líder es el ex jefe del Estado Evo Morales, ocupará la presidencia en Bolivia por los próximos cinco años (2020-2025). Foto: AFP
Arce, del partido Movimiento al Socialismo (MAS), cuyo líder es el ex jefe del Estado Evo Morales, ocupará la presidencia en Bolivia por los próximos cinco años (2020-2025). Foto: AFP
Itzia  Huillcahuari,Adolfo Cuicas,

En medio de celebraciones y vítores, el presidente electo de Bolivia, Luis Arce Catacora, juró este domingo para su nuevo cargo. Su investidura, que contó con la presencia de líderes internacionales como el rey Felipe VI de España y varios mandatarios de países americanos, marca así el retorno de la izquierda al poder.

Arce, del partido Movimiento al Socialismo (MAS), cuyo líder es el ex jefe del Estado Evo Morales, ocupará la presidencia en Bolivia por los próximos cinco años (2020-2025). Durante su juramentación prometió a sus connacionales gobernar “para todos y todas”, además de superar la actual crisis económica provocada por la pandemia de la Covid-19.

“Iniciamos una nueva etapa en nuestra historia y queremos hacerlo con un gobierno que sea para todos y todas sin discriminación de ninguna naturaleza. Nuestro gobierno buscará reconstruir nuestra patria en unidad para vivir en paz”, declaró Arce en su discurso. “Nos comprometemos a rectificar lo que estuvo mal y a profundizar lo que estuvo bien”, agregó.

El saludo de Morales no se hizo esperar. En redes sociales publicó una congratulación en la que calificó la fecha como un día histórico. “Ganamos la batalla solo con la conciencia del pueblo, sin violencia”, destacó.

“Cuidaremos al gobierno, a nuestro proceso de cambio, trabajaremos por la unidad y saldremos de la crisis económica por el bien de próximas generaciones”, aseguró. No obstante, Luis Arce no mencionó en ningún momento a su mentor político, quien tiene pensado regresar a Bolivia hoy.

Reconocimiento

La investidura de Arce Catacora se caracterizó por una jornada llena de rituales tradicionales andinos. Chamanes aymaras se presentaron en el lugar de juramentación desde temprano para recibir a su nuevo presidente. También realizaron ofrendas a la Pachamama en agradecimiento y solicitud de bienestar para Arce.

“Agradecemos a los amautas (sabios aymaras) y mama t’allas (sacerdotisas) que desde tempranas horas de la mañana, en Plaza Murillo, preparan el ritual de ofrenda y agradecimiento a la Pachamama. Recibimos las bendiciones de la Madre Tierra en esta nueva etapa en Bolivia. Vamos a salir adelante”, escribió Arce en Twitter.

En la ceremonia estuvieron presentes el rey de España, Felipe VI; y los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; de Colombia, Iván Duque; y de Paraguay, Mario Abdo Benítez, además de representantes de otros países de América, principalmente, Europa y Asia.

En tanto, miles de seguidores del MAS llegaron desde distintas provincias y regiones de Bolivia para celebrar la juramentación de Arce y desfilar tras el acto oficial en las afueras del Palacio.

Relaciones más firmes

Antes de asumir su mandato, Arce expresó su confianza en que las relaciones con Estados Unidos serán más fuertes con la selección de Joe Biden como presidente.

“Con un nuevo gobierno, auguramos mejores relaciones que se traduzcan en bienestar de nuestros pueblos”, tuiteó Arce.

Bolivia y EEUU carecen de representación diplomática a nivel de consulados luego de que el Gobierno de Morales expulsara en 2008 al embajador norteamericano, Philip Goldberg, a quien acusó de promover la división.

Por su parte, el presidente colombiano saludó a su homólogo boliviano y declaró que espera fortalecer los lazos con Bolivia.

“Esperamos seguir fortaleciendo nuestra relación bilateral en lo comercial, en lo diplomático y en los temas de seguridad y multilateral, en el marco de la Comunidad Andina de Naciones, donde Colombia es presidente pro tempore”, afirmó Duque.

El delfín de Morales Arce Catacora, de 57 años y nacido en La Paz, fue ministro de Economía y Finanzas durante casi toda la gestión del expresidente Evo Morales (2006-2019). Su papel durante esos años fue decisivo, por lo que ahora es reconocido como el artífice del crecimiento económico en Bolivia.

El modelo de Arce permitió que el país liderara el crecimiento económico en la región durante cinco años. El PBI pasó de 9.500 millones de dólares anuales a 40.800 millones. Con esos números, Morales desplegó una política social que benefició a millones de personas. Arce usó este logro como una bandera electoral.

“Junto al pueblo boliviano, tomamos decisiones adecuadas que llevaron a nuestro país a liderar varios indicadores económicos y sociales en la región. Bolivia necesita recuperar la senda de la estabilidad y el crecimiento económico con justicia social”, afirmó días previos a las elecciones.

Arce estudió en la Universidad de San Andrés, en La Paz, e hizo una maestría en la universidad británica de Warwick. Aunque es considerado un tecnócrata, ha logrado ganar el respaldo popular del MAS y de su líder, Evo Morales, quien confía en su capacidad para reconstruir la economía.

“Solo Luis Arce puede sacarnos de esta terrible situación”, escribió Morales en Twitter sobre su sucesor.

Protesta y críticas de los opositores

Durante la ceremonia hubo una protesta del principal grupo de oposición en el Parlamento, Comunidad Ciudadana (CC), del excandidato Carlos Mesa, en contra de un cambio del reglamento del Legislativo que consideran que favorece al MAS y limita a la oposición.

En las elecciones generales, el MAS logró la mayoría parlamentaria, pero no pudo revalidar los dos tercios que ostentó en los dos últimos periodos legislativos.

Los parlamentarios salientes cambiaron el reglamento para que el Legislativo pueda aprobar con mayoría simple asuntos como el ascenso de cargos militares y policiales, o la designación de embajadores.

Datos

Renuncia. En 2019, Evo Morales renunció a la presidencia en medio de una convulsión social en la que se le acusaba de fraude electoral.

Exilio. Morales se exilió en México y posteriormente en Argentina. En Bolivia, Jeanine Áñez asumió el poder.

Triunfo. En las elecciones del pasado 18 de octubre, Luis Arce obtuvo el 55,1% de votos.