Parejas gay podrán casarse y adoptar niños en Taiwán

Diputados del Parlamento de Taiwán aprobaron el proyecto de ley que legaliza el matrimonio gay y la adopción de niños.

Diputados del Parlamento de Taiwán aprobaron el proyecto de ley que legaliza el matrimonio gay y la adopción de niños.

Taiwán se convirtió en el primer país asiático en legalizar el matrimonio gay, luego de que los diputados del Parlamento aprobaran el proyecto de ley presentado por el Gobierno que, además, reconoce el derecho de adopción para las parejas del mismo sexo siempre y cuando el menor sea hijo biológico de uno de ellos.

Este gran avance para la comunidad LGTBI se concreta después de dos años de que el Tribunal Constitucional se pronunciara a favor de la medida en el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia. "El 17 de mayo de 2019, en #Taiwan, #ElAmorGanó. Hemos dado un gran paso hacia la verdadera igualdad, y hecho de Taiwán un país mejor", publicó en su cuenta de Twitter la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen.

Antes de aprobar esta exigencia de la comunidad gay, los diputados debatieron tres proyectos de ley, de los cuales solo fue aprobado el que presentó el Gobierno con 66 votos a favor y 27 en contra. Decenas de miles de taiwaneses celebraron la decisión con fuertes aplausos, vitores y gritos de agradecimiento.

Ellos se reunieron en el Parlamento taiwanés, alzaron la bandera del arcoiris y se presentaron con chubasqueros por las fuertes lluvias. Los legisladores aprobaron las cláusulas que permiten el derecho de adopción conjunta de los niños que sean biológicos de uno de los miembros de la pareja y el derecho a heredar las propiedades de uno de los cónyugues, en caso fallezca.

La norma titulada "Ley de Cumplimiento de la Interpretación del Yuan Judicial número 748" entrará en vigencia el 24 de mayo. Indica que dos testigos tendrán que firmar el documento del matrimonio entre dos personas gay y no considera que un taiwanés se case con otra del mismo sexo que provenga de un país donde el vínculo igualitario no es oficial.

La ley se aprueba una semana antes de que se cumpla el plazo que el Constitucional dio en el 2017 para que los diputados oficialicen el matrimonio gay. Ese año, las autoridades informaron que, si no se aprobaba la ley que permite la unión entre dos personas del mismo sexo, estas podrían registrar sus bodas ante las autoridades locales.

La medida oficializada por el Parlamento generó que los sectores conservadores y religiosos expresen su rechazo frontal. En noviembre del año pasado, se consultó a los ciudadanos si estaban a favor o en contra del matrimonio homosexual. La mayoría respondió que no.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO