Filtran fotos de modelo desnuda sin su permiso y ella recibe orden de arresto

Uganda sorprende con la medida, puesto que la víctima denunció el robo del material privado. Aún así la acusan de difusión de material pornográfico.
 

Uganda sorprende con la medida, puesto que la víctima denunció el robo del material privado. Aún así la acusan de difusión de material pornográfico.
 

La modelo de 32 años Judith Heard se convirtió en una nueva víctima de la violencia de género. En el 2013 robaron las selfies que se tomó desnuda y la extorsionaron con el cobro de  3.000 dólares para que dichas imágenes no salgan a la luz. Ella no pagó y sus fotos llegaron a la red. Actualmente, la justicia de Uganda emitió una orden de arresto contra ella, pues la acusan de propagar "material pornográfico".

La difusión de sus fotos explícitas se dio en el 2013, pero en mayo de este año las imágenes volvieron a circular en la red. Fue entonces cuando llegó la orden de arresto para ella en virtud de la Ley contra la Pornografía de Uganda, que tipifica como delito la producción y circulación de "material pornográfico", incluso en aplicaciones de mensajería como WhatsApp.

La madre de tres niños cree que sus imágenes fueron sacadas un teléfono o una computadora portátil robados y dice que nunca le envió las fotos a nadie. "Nunca pensaría en poner mis fotos desnudas", dijo Judith Heard

Heard cree que quienes robaron y difundieron sus imágenes deberían ser arrestados, pero el nuevo Comité de Control de Pornografía (PCC) del gobierno de Uganda no piensa igual. 

Persecución contra las mujeres e impunidad 

En junio de 2018, el PCC, bajo la dirección del Ministerio de Ética, emitió órdenes de arresto para ocho personas, incluida Heard. Entre ellas se hallan mujeres que dicen que sus fotos de desnudos y videos de sexo se compartieron sin su consentimiento, señaló a CNN el portavoz de la policía, Patrick Onnyango

Vale precisar que el PCC se ha erigido en una especie de autoridad moral en Uganda. Dicha entidad toma medidas enérgicas no solo en contra de la pornografía, pues también ha emprendido una especie de batalla contra la ruptura del matrimonio, la propagación del VIH, los embarazos de adolescentes y la violencia doméstica.

Lindsey Kukunda, fundadora de Not Your Body, un sitio web feminista en línea para las personas afectadas por el acoso sexual en Uganda, considera que la Ley contra la pornografía es una prueba de lo poco que el gobierno ugandés se preocupa por las mujeres y sobre sus derechos.

¿En qué consiste la Ley contra la pornografía?

La Ley contra la pornografía de Uganda, que establece que "una persona no debe producir, traficar, publicar, transmitir, obtener, importar, exportar, vender o incluir ninguna forma de pornografía", apareció en los titulares por primera vez en 2014.

El proyecto de ley originalmente incluía una cláusula que prohibía la ropa indecente, la llamada "prohibición de minifalda" que llevó a los hombres a desnudar mujeres en las calles. Esa cláusula fue eliminada antes de la promulgación de la ley.

Kukunda dice que la implementación de la Ley contra la pornografía del 2014 se ha centrado más en "traumatizar a las mujeres" que en protegerlas.

"Ahora es normal que las víctimas de la caza de brujas sean lo contrario de lo que se supone que hace la ley", dijo Kukunda. "Esta práctica de culpar a las mujeres por las acciones de hombres que violan su privacidad es muy común y no veo a nuestros parlamentarios haciendo lo suficiente para combatirla".

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO