Romario y Dilma pierden, ganan los hijos de Bolsonaro

Jair Bolsonaro fue el gran ganador de la jornada pues hasta sus hijos triunfaron. La expresidenta Rousseff no obtuvo escaño al Senado y el exfutbolista Romario perdió la gobernatura de Río.

Jair Bolsonaro fue el gran ganador de la jornada pues hasta sus hijos triunfaron. La expresidenta Rousseff no obtuvo escaño al Senado y el exfutbolista Romario perdió la gobernatura de Río.

La expresidenta izquierdista de Brasil, Dilma Rousseff, destituida en 2016 por el Congreso, no consiguió escaño en el Senado por el estado de Minas Gerais en las elecciones de este domingo.

Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), quedó en cuarto lugar, con 15,06% de los votos, lo que la excluyó de hacerse con uno de los dos escaños otorgados por ese estado.

Los dos primeros clasificados fueron Rodrigo Pacheco, de Demócratas (derecha), con 20,60%, y Carlos Viana, del Partido Humanista de la Solidaridad (PHS, centro), con 20,29%.

Los analistas consideran que es un "duro golpe" político para la exmandataria y afirman que resulta de un fuerte sentimiento "antipetista", que asocia al partido del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva con la corrupción y al de su sucesora Rousseff con el mal manejo económico.

El rechazo quedó evidenciado con la amplia victoria del exmilitar Jair Bolsonaro en las presidenciales de este domingo, con 46% de los votos, aunque no los suficientes para evitar una segunda vuelta con Haddad, que obtuvo un 29%.

Rousseff, que llegó al poder en 2010 y fue reelecta en 2014, fue destituida por el Congreso en 2016, acusada de manipular las cuentas públicas.

Fue sustituida por su vicepresidente Michel Temer, del PMDB (actual MDB, centroderecha), a quien acusó de "traidor" y de liderar una conspiración para hacerse con el poder.

 

"Baixinho" sin suerte

El exastro del fútbol y senador brasileño Romario quedó fuera de las segunda vueltas de las elecciones a gobernador del estado de Rio de Janeiro.

La exestrella del F.C Barcelona, integrante actualmente del partido Podemos, quedó en cuarto lugar, con un 8,75%, muy lejos de los dos contrincantes de derecha que disputarán la segunda vuelta el próximo 28 de octubre: Wilson Witzel, del Partido Social Cristiano (41,28%) y Eduardo Paes, de Demócratas (19,56%). 

El campeón mundial de Estados Unidos 1994, electo diputado en 2010 y senador en 2014, aspiraba ahora a gobernar Río de Janeiro. Era la primera vez que "el baixinho" se presentaba a un cargo ejecutivo.

Su eliminación sorprendió, pues prácticamente todas las encuestas pronosticaban su presencia en el balotaje. En el último sondeo de Ibope, figuraba en segundo lugar, con el 20% de los votos. 

 

Hijos políticos

El candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro, que venció en la primera vuelta de las presidenciales de Brasil, vio también cómo uno de sus hijos se convertía en el diputado más votado de la historia del país, mientras que otro de ellos conquistaba con holgura un sitio en el Senado.

Eduardo Bolsonaro, de 34 años, fue reelegido pulverizando el récord absoluto de sufragios para una elección legislativa en Brasil, con más de 1,8 millones de votos para representar al estado del Sao Paulo en la Cámara de Diputados.

El récord anterior pertenecía a otro legislador de extrema derecha, Eneas Carneiro, un extravagante médico de larga barba negra fallecido en 2007, que obtuvo 1,5 millones de votos.

Flavio Bolsonaro, de 37 años, conquistó fácilmente una de las plazas vacantes de senador en Rio de Janeiro, con más de 4 millones de votos.

El hijo mediano, Carlos Bolsonaro, de 35 años, se convirtió en el año 2000 en el concejal municipal más joven de Río, elegido con 17 años, puesto que ocupa todavía hoy.

Jair Bolsonaro, que disputará la segunda vuelta de la presidencial brasileña contra el candidato de izquierda Fernando Haddad, tiene cinco hijos: cuatro varones y una niña. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO