Donald Trump eliminó ayuda a hospitales en Palestina

La última semana de agosto el gobierno de Estados Unidos había anunciado que dejará de financiar a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (Unrwa). 

La última semana de agosto el gobierno de Estados Unidos había anunciado que dejará de financiar a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (Unrwa). 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó eliminar una ayuda de 25 millones de dólares para hospitales en Palestina en una medida que fue calificada como un "chantaje político" por sectores palestinos.

"El presidente ordenó una revisión de la ayuda estadounidense a las Autoridad Palestina en Cisjordania y Gaza, para asegurar que esos fondos sean gastados acorde a los intereses nacionales", indicó a un funcionario del departamento de Estado. 

En consecuencia "vamos a redirigir casi 25 millones de dólares inicialmente previstos para la red de hospitales en Jerusalén este. Esos fondos irán a proyectos prioritarios en otros lugares", agregó la fuente.

La Organización para la liberación de Palestina (OLP) reaccionó rápidamente, denunciando un "chantaje político" con una medida "inhumana e inmoral".

"Al eliminar fondos vitales para los hospitales en Jerusalén, como el hospital Augusta Vitoria y el de oftamología Saint Jean, el gobierno de Estados Unidos amenaza con provocar una inestabilidad y causar daños severos a miles de pacientes palestinos", dijo Hanane Achraoui de la OLP. 

Mientras tanto, desde la oficina del primer ministro palestino denunciaron la acción como "una decisión vergonzosa".

Estados Unidos anunció que dejará de financiar a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (Unrwa), una semana después de haber eliminado más de 200 millones de dólares de ayuda a los palestinos.

El presidente Trump sostiene que tomó esas decisiones para forzar a los líderes palestinos a iniciar negociaciones.

"Estados Unidos les paga enormes sumas de dinero. Yo digo 'ustedes tendrán el dinero pero no les pagaremos antes de que veamos concluido un acuerdo'", dijo el mandatario a dirigentes judíos en Washington.

La Autoridad palestina rompió todo contacto con el gobierno estadounidense después de que Trump reconoció a Jérusalén como capital de Israel, a inicios de diciembre, y rechazó que Estados Unidos fuese mediador en el proceso de paz.

A finales del mes de agosto el Gobierno de Estados Unidos anunció que no financiará más la agencia de la ONU para refugiados palestinos (UNRWA).

"Estados Unidos no quiere dar más financiación suplementaria para esta operación irremediablemente sesgada", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado, en el que acusa a la agencia de aumentar "de manera exponencial" el número de palestinos elegibles para el estatus de refugiados.

"Cuando hicimos una contribución de 60 millones de dólares en enero, dejamos en claro que los Estados Unidos no tenían la intención de soportar la desproporción de la carga de costos del UNRWA, de la que nos ocupamos durante muchos años", dijo. 

Esta contribución de 60 millones de dólares era drásticamente menor a los pagos anteriores de Estados Unidos, que históricamente ha sido el principal país donante del UNRWA. En 2017, Washington aportó otros 350 millones.

Te puede interesar