La Libertad: relaves de minería ilegal contaminan quebradas y sembríos

Imágenes de la PNP revelan que expansión de actividad ilícita en cerro El Toro están afectando las zonas verdes de Huamachuco.

Población de Huamachuco esperan que pronto las autoridades tomen acciones. Foto: Investigación PNP
Población de Huamachuco esperan que pronto las autoridades tomen acciones. Foto: Investigación PNP
LR Norte

Ni la pandemia ha podido frenar la minería ilegal, que continúa expandiéndose sin control en el cerro El Toro (Huamachuco) en La Libertad, convirtiendose en uno de los peores enemigos del medio ambiente y de las comunidades aledañas.

En fotos tomadas por la unidad de investigación del grupo especial PNP, se puede ver este desolador panorama. Los relaves y desechos son vertidos en la quebrada adyacente a la zona y hay pozas de cianuro cerca a los campos de sembríos. Los lugareños mencionaron al cuestionado pastor evangélico, Oswaldo Alva Polo, quien es dueño de una de las plantas procesadoras que realiza sus actividades en el lugar y es sindicado de operar de forma irregular.

A pesar de que la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos de La Libertad prohibió todas las actividades de extracción en El Toro, estas no se han detenido. Es más, la pandemia ha generado una ola creciente de ilegalidad que azota los caseríos (y se lleva consigo grandes extensiones de tierra), hace un elevado uso de agua destinada al consumo humano, explota laboralmente a menores de edad y genera una considerable contaminación ambiental.

La población señaló que esta actividad merece rechazo en Huamachuco y la inmediata intervención de las autoridades, porque los ilegales en su afán de robar mineral incrementa la fiebre por el oro e invaden áreas protegidas y territorio de las comunidades.

“Se trata de un negocio ilícito que beneficia a pocos a costa de muchos. El dinero que gira en torno a esta actividad es sumamente elevado, tanto que sirve para solventar el silencio de muchos y la complicidad de dirigentes, hasta autoridades y medios locales”, indicó un poblador a la prensa que prefirió no revelar su nombre ante posibles represalias.