IGP celebra los 59 años del radar más potente y grande del mundo, ubicado en Jicamarca

Sociedad LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

28 Abr 2020 | 20:09 h
ROJ es atípico e inusual a simple vista, debido a su inmensa antena que está conformada por más de 18 mil dipolos y cuyo tamaño es equivalente a 10 canchas de fútbol. (Foto: IGP)

El Radio Observatorio de Jicamarca (ROJ) fue el primero en su clase con una nueva tecnología para estudiar el espacio.

El Instituto Geofísico del Perú (IGP) conmemoró el 27 de abril los 59 años de la creación del Radio Observatorio de Jicamarca (ROJ), el cual cuenta con uno de los radares ionosféricos más grandes y potentes del mundo, el cual ha permitido a los científicos peruanos realizar investigaciones y observaciones sobre los fenómenos que ocurren en las capas altas de la atmósfera, los cuales a su vez podrían afectar al hombre, según explica el Dr. Hernando Tavera, presidente ejecutivo del IGP.

El Dr. Marco Milla, actual director del ROJ, cuenta que la construcción del observatorio se inició en el año 1960 en un lugar alejado y descampado de Lima, en el cruce de quebradas y montañas áridas de la zona de Jicamarca, en el distrito de Lurigancho-Chosica.

PUEDES VER Coronavirus: crean pruebas moleculares que darían resultados en 20 minutos [VIDEO]

La construcción duró dos años; sin embargo, en abril de 1961, con solo una sección de la antena culminada, se realizaron las primeras observaciones ionosféricas.

A la zona llegaron jóvenes científicos del extranjero con maestrías y doctorados para iniciar la construcción del ROJ. Este grupo estuvo liderado por el Dr. Kenneth Bowles, científico del National Bureau of Standards de los Estados Unidos, quien unos años antes había demostrado que era posible realizar mediciones de la ionósfera de forma remota usando un potente radar en tierra.

“La ionósfera nos protege de las radiaciones peligrosas del espacio exterior, particularmente absorbe la radiación UV y los rayos X emitidos por el Sol, lo cual ha permitido que exista vida en nuestro planeta. En ella podemos ver fenómenos naturales fantásticos, que han sido motivo de curiosidad del hombre y generan el interés por la ciencia”, explica el doctor Tavera.

PUEDES VER Sismo de 4.4 de magnitud sacudió Huánuco esta tarde, según IGP

Milla asegura que el ROJ es atípico e inusual a simple vista debido a su inmensa antena que está conformada por más de 18.000 dipolos y cuyo tamaño es equivalente a 10 canchas de fútbol.

Hace algunos años, el Dr. Ronald Woodman, uno de los científicos peruanos más reconocidos a nivel internacional, y quien además fue presidente ejecutivo del IGP por muchos años, dijo que “el ROJ fue el primero en su clase con una nueva tecnología para estudiar el espacio; no había otro Jicamarca en el mundo.”

Para Marco Milla, las palabras de Ronald Woodman se mantienen vigentes, pues no existe otro radar como el ROJ, no solo por sus características técnicas, sino también por su ubicación en la región conocida como el Ecuador magnético, región de la Tierra donde las líneas del campo magnético son paralelas a la superficie terrestre.

PUEDES VER Sismo de 4.3 de magnitud remece Lima la noche del viernes, de acuerdo con el IGP

Estas particularidades han convertido al observatorio de Jicamarca en centro de atención de científicos de varios países que lo visitan para proponer y realizar nuevos experimentos usando nuevas configuraciones con el fin de efectuar nuevas observaciones del espacio cercano a la Tierra.

Nuevos proyectos en el ROJ

Actualmente, en el ROJ laboran más de 70 profesionales, entre científicos, ingenieros y técnicos, enfocados en realizar investigación científica e innovación tecnológica.

Entre los proyectos más importantes que se vienen desarrollando están el de un radar meteorológico para medir la intensidad de lluvias y precipitaciones, la construcción y mejora de un sistema de monitoreo de huaicos, de un radar SAR para el monitoreo de deslizamientos y, por último, la construcción de un dron para monitorear volcanes en el sur del Perú.

PUEDES VER Biólogos de la Universidad San Marcos descubren una nueva subespecie de rata acuática

“La experiencia adquirida durante estos años nos ha permitido ser expertos en la tecnología de radares y, ahora, participamos en proyectos de desarrollo de instrumentación científica, tan necesaria para el monitoreo de fenómenos geofísicos que afectan a nuestro país”, aseguran desde el IGP.

Si desea conocer más sobre la historia del Radio Observatorio de Jicamarca (ROJ), puede ingresar al siguiente enlace, el cual ha sido creado con motivo de su aniversario: https://www.igp.gob.pe/59-aniversario-radio-observatorio-jicamarca/

Video Recomendado

Lazy loaded component