Lima está rodeada de 57 puntos peligrosos ante lluvias y huaicos

En alerta máxima. El Senamhi estima lluvias para la costa central del país en los próximos días. A nivel de la cuenca del río Rímac hay zonas vulnerables que ponen en peligro a poblaciones de Chosica, Chaclacayo y distritos vecinos. Erosión fluvial, huaicos y aludes son los eventos que pueden desencadenarse en esos lugares.

En alerta máxima. El Senamhi estima lluvias para la costa central del país en los próximos días. A nivel de la cuenca del río Rímac hay zonas vulnerables que ponen en peligro a poblaciones de Chosica, Chaclacayo y distritos vecinos. Erosión fluvial, huaicos y aludes son los eventos que pueden desencadenarse en esos lugares.

De todos los huaicos que ha visto descender durante los 30 años que Cristina Inga tiene viviendo en el cauce de la quebrada Carossio, en Chosica, los de la última década son los que más recuerda por considerarlos "más fuertes".

En apariencia, la fachada de su casa conformada por grandes muros, demuestra ser una especie de fortaleza que brinda protección, pero como ella misma dice: "Los muros siempre terminan derribados por la fuerza del huaico".

Desde enero, Cristina junto a sus familiares ha colocado sacos con tierra para formar una barricada en el frontis de su vivienda para cuando empiecen las lluvias y evitar –en algo– el ingreso del lodo. Es el ritual que repite todos los años, sobre todo desde el 2012, cuando lo perdió todo.

"A muchos de los que aquí vivimos nos dijeron que habían unos departamentos por Comas donde seríamos reubicados, pero son muy pequeños. No hemos llegado a un entendimiento (con las autoridades) y mientras tanto seguimos aquí", comenta.

Puntos críticos

Los especialistas del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) han sido claros: luego de las lluvias registradas en Arequipa, Tacna y Moquegua, se estima que las precipitaciones continuarán su curso hacia la parte central del país.

Las poblaciones de Ica, Lima y Áncash, por citar algunos departamentos, están llamadas a tomar medidas de previsión, principalmente las familias que viven en zonas de alto riesgo.

"Solo en Lima, a lo largo de la cuenca del río Rímac, hay identificados 57 puntos críticos. ¿Qué quiere decir esto? Que en estos sectores hay miles de familias asentadas en zonas de peligro, ya sea por riesgo de erosión fluvial, huaicos o deslizamientos", informa Juber Ruiz, especialista de Defensa Civil (Indeci).

Afirma que en la mayoría de los casos la población está asentada en el cauce de ríos secos o quebradas secas que cada cierto tiempo se activan. "En Lima se activaron quebradas después de 30 años durante las lluvias del fenómeno El Niño costero. La gente cree que nunca va a pasar nada, pero finalmente ocurre", indica.

Este punto de vista lo comparte el especialista Segundo Núñez, del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet): "El terreno no cambia en favor de los intereses del urbanismo de la población. Una quebrada tiene su cauce natural y lo tendrá siempre. Está comprobado que no hay control sobre la expansión urbana y siempre se invaden zonas vulnerables", sentencia.

Informa, además, que el Ingemmet ha reportado a las entidades competentes sobre la invasión de los cauces de las quebradas Media Luna en la parte alta de San Juan de Lurigancho, y parte alta de Jicamarca.

Asimismo, para el Indeci, en Ica, el punto más crítico es la desembocadura de la quebrada Cansas, en el distrito de La Tinguiña, que en más de una ocasión, al activarse, ha provocado el desborde del río Ica. La población está asentada en esa desembocadura, una de las más grandes a lo largo de la costa del país.

Y en Áncash, la población de Huarmey y Chimbote sufre los estragos de desbordes de los ríos Lacramarca, Casma y Fortaleza durante la temporada de lluvias. Mientras que la población que vive en el Callejón de Conchucos se ve afectada por activación de quebradas.

¿Qué medidas tomar?

"A todas las familias que viven en zona de riesgo, les queda identificar áreas seguras y poner a prueba sus sistemas de alerta temprana. Deben protegerse y salvar sus vidas", afirma Juber Ruiz.

Y es que a estas alturas del año pensar en obras de prevención resulta algo tardío.

"Ahora, según la ley de gestión de riesgos y desastres, las competencias en materia de prevención es responsabilidad de los gobiernos regionales y locales porque a estas instituciones se les asignan los recursos. Las autoridades que acaban de asumir están llamadas a tener muy presente esta responsabilidad", dice el especialista.

Por ello, desde el Ejecutivo se exhorta a las autoridades regionales y locales del país a elaborar y ensayar sus respectivos planes de prevención de riesgo de desastres, con la finalidad de que la población sepa cómo actuar ante un huaico u otro tipo de eventos de la naturaleza, y así evitar situaciones como las que han ocurrido en las últimas semanas en Arequipa, Moquegua y Tacna.

"El alcalde distrital, que es la primera línea de respuesta ante un evento de la naturaleza, debe tener su equipo que reaccione inmediatamente; es decir, desde el pueblo más pequeño, todos deben tener sus planes de emergencia, sus sistemas de alerta, que indiquen cómo evacuar cuando caiga el huaico", afirmó el ministro de Defensa, José Huerta, durante su visita a la localidad de Caraz, en Áncash.

Ayer, en la tarde, desde Huarochirí, en Lima, la información de la activación de la quebrada Río Seco en Cocachacra activó las primeras alertas. El huaico interrumpió por algunas horas el tránsito de la Carretera Central a la altura del kilómetro 55, siendo habilitado después por la empresa concesionaria.

Acciones en el sur

Mil integrantes de las Fuerzas Armadas continúan realizando labores de limpieza de las zonas afectadas por los huaicos en Arequipa, Tacna y Moquegua.

El Indeci ha trasladado toneladas de ayuda humanitaria y se espera el arribo de más ayuda necesaria a través del buque multipropósito Pisco de la Marina de Guerra. El Senamhi mantiene la alerta de nuevas lluvias en el sur.

info

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO