Candidatos de Arequipa dan la espalda a la conservación del agua

Sin visión. Sin agua no hay vida y parece que quienes pretenden dirigir los destinos de la región Arequipa no son conscientes de esa realidad. Un estudio de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental advierte escasas propuestas de cómo conservar el recurso hídrico en un territorio propenso a las sequías.

Sin visión. Sin agua no hay vida y parece que quienes pretenden dirigir los destinos de la región Arequipa no son conscientes de esa realidad. Un estudio de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental advierte escasas propuestas de cómo conservar el recurso hídrico en un territorio propenso a las sequías.

El eje de Arequipa es el agua.  El 90% de su Producto Bruto Interno (PBI) depende del recurso hídrico que se almacena en el sistema de represas del Chili regulado a más de cuatro mil metros de altura.

Sin esta provisión sería imposible dotar de agua potable a más de un millón de habitantes, también imposible la agricultura, menos la minería e industria.

Empero la mayoría de candidatos, que postulan al Gobierno Regional de Arequipa, no tienen claridad en sus planes de gobierno sobre la seguridad hídrica ni el desarrollo de infraestructura natural para conservarla. Y Arequipa es vulnerable. La ciudad concentra el 90% de la  población. Ubicada en uno de los desiertos más áridos del mundo, está expuesta a las sequías, a quedarse sin agua por largas temporadas.

La Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) se encargó de revisar los planes de gobierno de los 21 candidatos regionales. Ayer presentó el libro: ¿Qué proponen los partidos políticos sobre infraestructura natural para la seguridad hídrica?

Este es un texto que analiza las propuestas de los postulantes en cuatro ejes; entre ellos, qué hacer frente al cambio climático y cómo prevenir los posibles desastres naturales que acarrea ello. También, acceso al agua y servicios de saneamiento; buenas prácticas en infraestructura natural y desarrollo de proyectos de infraestructura agrícola para la adecuada gestión del agua.

El texto, además, brinda recomendaciones que deberían ser tomadas en cuenta por el siguiente gobernador.

En principio, indica Isabel Calle, directora del Programa de Política y Gobernanza Ambiental del SPDA, solo cinco de las 21 organizaciones políticas abarcan los cuatro ejes citados. El que tiene menos visión es Arequipa Avancemos de Fredy Lozano. Este solo da propuestas para el acceso a servicios de saneamiento. "Todos los planes de gobierno son muy genéricos. Necesitamos saber cómo y con qué fondos se harán", agrega Calle. 

De espaldas al agua

Por ejemplo, Alfredo Zegarra de Arequipa Renace propone para luchar contra el cambio climático: "Mitigar el asentamiento poblacional en zonas de riesgo y aplicabilidad adecuada de acciones referentes al cambio climático y diversidad biológica", una declaración muy retórica que no dice mucho.

Otra propuesta parecida es la de Elmer Cáceres de Unidos por el Gran Cambio. Este dice que hará un programa de reforestación con flora nativa en toda la zona de amortiguamiento, como buena práctica de infraestructura natural. Pero no dice cómo ni la forma de financiamiento. Además, la zona de amortiguamiento no es la única que necesita preservación.

A todo esto, se suma el desinterés de gran parte de los candidatos por asistir a la presentación del estudio.   Pese a haber confirmado, la mayoría de candidatos no asistió al acto, a excepción de Hipólito Chaiña de Arequipa Mía y Gustavo Rondón de Fuerza Arequipeña. Al final, llegó Jorge Reyes Luján.

Visión de futuro

El secretario técnico del Comité Hídrico de la Cuenca Quilca-Chili de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Ronald Fernández, señala que los postulantes deberían concentrarse en la preservación de la zona donde nace el agua para la región. Esta es la reserva de Salinas y Aguada Blanca.

Fernández manifiesta que el futuro de la región reside en esas zonas amenazadas por el cambio climático y por la falta de proyectos de infraestructura verde como la reforestación, conservación de pastizales o el manejo de cuencas mediante diques naturales.

"Los candidatos se están concentrando solo en ofrecer infraestructura gris como plantas de agua potable o pistas, pero no piensan en la conservación de la cosecha del agua", agrega Juan Carlos Lizárraga, gerente de Desco, una institución que tiene el contrato de administración de recursos de la reserva.

Lizárraga cuenta que hace 11 años trabajan junto a la población de los distritos de Yanque, San Antonio de Chuca (Caylloma) y San Juan de Tarucani (Arequipa). Ellos son la base del agua de Arequipa, construyen y mantienen 24 microrepresas de entre 600 000 y un millón de litros de agua cada una.

Lo único que falta, dice Lizárraga, es que los candidatos entiendan que la reinversión en infraestructura verde ayudará al futuro de la región. 

Canon de agua

Una opción que podría aportar para que se continúe con la práctica del sembrado de agua es la Ley de Pago por Servicios Ecosistémicos, más conocida como el canon de agua.

Esta propone que los ciudadanos paguen en sus recibos de agua un impuesto que serviría para que las comunidades de las alturas lo reinviertan en más siembra de agua y en sus actividades de crianza de camélidos.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO