Miraflores: Escolar norteamericana reafirma denuncia por violación [VIDEO]

Tras la denuncia de la menor, otras estudiantes de este exclusivo colegio de Miraflores, señalaron experiencias similares.

Tras la denuncia de la menor, otras estudiantes de este exclusivo colegio de Miraflores, señalaron experiencias similares.

Hace menos de una semana, una madre estadounidense denunciaba que su hija, de 16 años, fue abusada sexualmente por un escolar del exclusivo colegio Markham, de Miraflores. Sin embargo, días después, el abogado del acusado acusó a la extranjera de mentir, ya que un examen médico legal practicada a la menor, certificaba que "no presentaba lesiones".

Tras ello, y a modo de respuesta, la menor fue entrevistada por Día D, y reafirmó que fue víctima del estudiante miraflorino, de 17 años.

Según relató al programa dominical Día D, ella estuvo muy feliz de llegar al Perú, tras conseguir un cupo para un intercambio cultural entre su escuela, en Los Ángeles, Estados Unidos, y el colegio Markham.

"Estaba entusiasmada de experimentar una nueva cultura y conocer nuevas personas [...] Quería estar en capacidad de practicar español. Yo de verdad disfruté Perú. Me gustó el Markham Collegue, y mis compañeros de escuela me recibieron con los brazos abiertos", manifestó la adolescente extranjera.

Asimismo, reveló que, en su primer día en el país, asistió a una fiesta de bienvenida, y en la que conoció a su supuesto agresor, con quien no compartió cursos durante el mes que duró el intercambio cultural.

De acuerdo a la denuncia de la joven, la noche del último 13 de julio, su último día en Perú, asistió a una fiesta de despedida, en una casa, ubicada en la Calle F. Gerbolini, en Miraflores, en la que mantiene contacto otra vez con el estudiante peruano.

"Este chico se me acerca, y me ofrece una botella de pisco, que tenía en un bolsillo interno de su casaca. Entonces, me dio el pisco, y me tomé 2 shots y regresé a donde estaba mi amiga [...] Hablamos de la primera fiesta en la que coincidimos, la cual él no recordaba, y me pareció extraño", continuó el relato de la menor.

Tras ello indicó que él la invitó a ir a una habitación, lugar donde se sintió mareada, y perdió el conocimiento. Sin embargo, reconoció que permitió que la besara, y que le dijo que parara.

Por otra parte, la adolescente extranjera denunció que otras dos menores también pasaron por situaciones similares, pero, por no sufrir episodios de bullying, ocultaban aquellos abusos.

Te puede interesar