Bibliotecas, muerte y vida