Para juristas, la decisión se justifica

Hablan los expertos. Desde un primer momento se cuestionó el procedimiento aplicado por el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, que derivó en la excarcelación de Alberto Fujimori. Los entrevistados apoyaron el fallo judicial.

Hablan los expertos. Desde un primer momento se cuestionó el procedimiento aplicado por el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, que derivó en la excarcelación de Alberto Fujimori. Los entrevistados apoyaron el fallo judicial.

“Era algo esperable”

José Ugaz - Transparencia Internacional

La decisión que ha tomado la Corte Suprema era algo esperable porque ya la Corte Interamericana de Derechos Humanos había señalado un derrotero fijando cuáles son los principios que estaban en entredicho aquí.

Desde la doctrina de la Corte Interamericana hay, efectivamente, la violación de algunos derechos. Las víctimas tienen derecho a la reparación y a que se haga justicia.

A eso se suma que cuando se tuvo conocimiento del expediente del indulto, se supo que fue irregularmente tramitado porque la única posibilidad que tenía el expresidente de ser indultado era a través del indulto humanitario que tiene una regulación muy cerrada, muy estricta que solo procede cuando el condenado está padeciendo una enfermedad grave, terminal, que pueda agravarse si es que se mantiene en una prisión, y este no era el caso.

Incluso se emitieron opiniones de médicos especialistas, que decían que este no era un caso de enfermedad terminal.

Y si bien el presidente de la República tiene la potestad de otorgar el derecho de gracia, este es regulado, no se basa en la absoluta discreción y arbitrariedad del presidente de ir contra la ley.

Claro que es la facultad del presidente otorgar o no el indulto, pero tiene que estar sujeto a las condiciones legales y, en este caso, es evidente que ha sido violado.

“El indulto no era aplicable en este caso"

Gustavo Adrianzén - Exministro de Justicia

Esto era muy probable que ocurriera. Debemos recordar el caso Pativilca, en el que se dispuso que el derecho de gracia que iba junto con el indulto no era aplicable a este caso. No debemos perder de vista que el indulto fue concedido como humanitario porque el común no podía ser aplicado al caso Fujimori. Los mismos fujimoristas cuestionaron el otorgamiento del indulto humanitario.

La decisión del juez Núñez Julca puede ser objeto de revisión y cabe la apelación, pero debemos tener en consideración que se establecen dos puntos importantes: primero que el señor no se encontraba en estado terminal y, en segundo lugar, que el juez hace referencia a los defectos de la tramitación, condiciones que harían que no sea aplicable.

Si bien Kuczynski dio un indulto en el marco de la Constitución y sus facultades, la Convención Americana de Derechos Humanos dice que los Estados tienen el deber de perseguir a los violadores de los derechos humanos y de preocuparse por hacer efectivas sus condenas, absteniéndose de realizar cualquier tipo de actividad que genere impunidad.

Nadie, ni siquiera el presidente de la República, puede actuar fuera del marco constitucional.

El Poder Judicial tiene facultades para poder revisar esas decisiones porque de lo contrario no estaríamos frente a la figura de un presidente sino de un reyezuelo.

“Es una decisión justa"

Yván Montoya - Exprocurador anticorrupción

Es una decisión justa, especialmente con las víctimas que tanto tiempo han bregado en ese sentido. La resolución utiliza mucho lo que la Corte Interamericana de Derechos Humanos mencionó en esta supervisión de sentencia que prácticamente entregó argumentos jurídicos para que sea la instancia judicial peruana la que decida declarar la invalidez de la resolución que indultaba a Fujimori.

Se ha pronunciado un juez supremo en primera instancia que ha revisado la constitucionalidad y convencionalidad del indulto. Se ha estudiado si el indulto otorgado por Kuczynski es respetuoso de la Constitución y si es respetuoso de la convención. Uno no puede analizar un artículo de la Constitución aisladamente. Hemos aprendido desde siempre que los artículos constitucionales se deben interpretar de manera integral, ponderando las otras posiciones que involucran los derechos de las víctimas.

La decisión del juez garantiza la salud del expresidente Fujimori, no la pone en riesgo, pero es enfático en señalar que el indulto no fue acorde con las exigencias y los estándares que la resolución de la Corte Interamericana determina, por lo que se han vulnerado los principios constitucionales y, en consecuencia, el indulto no tiene validez.

El presidente tiene una potestad, pero no una potestad arbitraria, es excepcional y en el marco de la Constitución. 

“Decir que es venganza no tiene lógica"

Pedro Cateriano - Expremier

La resolución del vocal supremo Hugo Núñez es inobjetable. Lo que ha hecho es evaluar y acoger el pedido de no aplicación del indulto que los familiares de las víctimas de La Cantuta solicitaron y dejó sin efecto jurídico la resolución suprema que dictó Pedro Pablo Kuczynski. Como consecuencia de ello ha dispuesto la detención inmediata de Fujimori.

La resolución está muy bien sustentada. No hay que olvidar que precisamente la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a raíz del indulto concedido, pidió al Estado peruano una intervención y es lo que se ha hecho a través de esta resolución: un control de la convencionalidad que defina si el indulto iba contra la Convención Interamericana de Derechos Humanos; el vocal supremo ha determinado que sí iba en contra.

En algún momento se interpretó que este indulto podría ser comparable a las leyes de amnistía, que se daban precisamente por  motivos de impunidad.

Es comprensible que la señora Fujimori quiera llevar a ese terreno la discusión porque legalmente no tiene ningún amparo, pero no hay que olvidar que precisamente ella y Fuerza Popular son los que acusaron de corrupción al expresidente Kuczynski al haber concedido este trámite.

Ella misma desde que se dio el indulto fue la que acusó de corrupción, ¿entonces cómo puede ahora decir que se actúa por venganza política y odio? Eso no tiene lógica.

“Fujimorismo aprovechará el fallo"

Julio Arbizu - Exprocurador anticorrupción

La resolución no solamente es ajustada a derecho sino que evita la consolidación de un mensaje de impunidad para quienes cometan violaciones a los derechos humanos. Pero sobre todo  repara una nueva vulneración a las víctimas y a sus deudos cansados de esperar justicia.  

Las consecuencias políticas del fallo son inciertas. En primer lugar, este ocurre en un momento de crisis entre el Poder Ejecutivo y el Parlamento. Y, aunque ninguno de estos dos poderes del Estado deberían tener incidencia en el Poder Judicial, desde donde se ha tomado esta decisión estrictamente jurisdiccional, ya han empezado a aflorar las sospechas, las dudas y las amenazas.

El plazo del Congreso para aprobar las reformas impulsadas desde el Ejecutivo para afrontar la crisis de corrupción que atraviesa el país está por vencer. Y ya declararon insignes representantes del fujimorismo de ayer y de hoy que la decisión del juez Núñez es una venganza política. Esto abre una ventana de oportunidad para que el presidente Vizcarra tenga la absoluta certeza de que el fujimorismo es una organización eternamente coludida con el crimen y su encubrimiento.

Fue Keiko la que dirigió a su grupo parlamentario en contra del indulto afirmando que se había conseguido irregularmente y ahora sale a manifestarse en contra de la decisión del juez. El fujimorismo aprovechará el fallo políticamente. 

“Las razones no estaban sustentadas"

Luis Vargas Valdivia - Exprocurador anticorrupción

La decisión del juez Hugo Núñez Julca, revocando la resolución suprema que concedió el indulto, se encuadra en los supuestos que proveen los reglamentos internacionales y recuerda que los fallos de la Corte Interamericana son consecuentes respecto a la imposibilidad de conceder un indulto ordinario en el caso de Fujimori.

Creo que sí queda la posibilidad de recurrir al indulto extraordinario pero regularizando el trámite porque, claramente, la resolución del Poder Judicial cuestiona las irregularidades en el proceso, recordando que este es un indulto extraordinario y no uno común.

El argumento de los fujimoristas de que se trata de una facultad constitucional del presidente no tiene consistencia porque aunque sea una facultad constitucional, esta se materializa a través de una resolución suprema.

Como bien ha señalado el juez supremo, lo resuelto por el expresidente Kuczynski no se encuadra en los supuestos requeridos por los instrumentos internacionales.

No se cuestiona que el presidente esté o no facultado para conceder indultos, lo que se cuestiona es que las razones por las que se dio el indulto no estaban debidamente sustentadas.

Lo que sustenta la resolución del juez son las irregularidades en la asignación del médico y la no verificación de las razones respecto a la salud del expresidente Fujimori. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO