Papa Francisco envía mensaje de aliento a Julian Assange

El líder católico le envió una carta al fundador de WikiLeaks, quien permanece detenido en una prisión británica de máxima seguridad.

La misiva fue llevada directamente a la puerta de la celda de Assange por un capellán de la prisión de Belmarsh. Foto: composición/EFE
La misiva fue llevada directamente a la puerta de la celda de Assange por un capellán de la prisión de Belmarsh. Foto: composición/EFE
Mundo LR

Julian Assange recibió un mensaje personal con palabras de aliento por parte del papa Francisco, anunció el último domingo la pareja del fundador de WikiLeaks, Stella Moris, a través de su cuenta de Twitter.

Moris no reveló el contenido del mensaje del pontífice, solo se limitó a expresar “gratitud a los muchos católicos y otros cristianos que hacen campaña” por la liberación de Assange, quien permanece encarcelado.

La misiva fue llevada directamente a la puerta de su celda por un capellán de la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, en la que continua detenido por orden de la justicia británica.

A comienzos de enero del presente año, una jueza británica de distrito rechazó la solicitud de EE. UU. de extraditar al fundador de WikiLeaks, ante el temor de que se suicide. Ahora, Joe Biden podría empeñarse y conseguir que se lo entreguen.

En EE. UU., Assange enfrenta hasta 175 años de prisión por 18 cargos en su contra, a raíz de la publicación de documentos secretos en su portal WikiLeaks. Se le acusa de violar la Ley de Espionaje y conspirar para cometer una intromisión informática y acceder a ordenadores gubernamentales con información clasificada.

El recurso filtrador apareció en 2006 y reveló muchos casos de errores tácticos por parte de las Fuerzas Armadas estadounidenses durante su intervención en Irak. Estas filtraciones también arrojaron la cifra de 60.000 civiles muertos por parte del ejército invasor entre 2004 y 2009.

Asimismo, la labor de Assange también reveló que la CIA podía espiar a la ciudadanía mediante sus dispositivos celulares. Además, se supo que la agencia tenía bajo la lupa a varios altos funcionarios del mundo.