VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

2 de cada 3 venezolanos están en situación vulnerable en Perú, según Acnur

Acnur estima que un 65% del millón de migrantes venezolanos en Perú adoptó “mecanismos extremos” para sobrevivir, como recolectar restos de comida de la basura o pedir limosna.

Perú es el segundo país con mayor cantidad de migrantes venezolanos en el mundo. Foto: AFP
Perú es el segundo país con mayor cantidad de migrantes venezolanos en el mundo. Foto: AFP
Agencia AFP

Por Ernesto Tovar

Dos de cada tres migrantes venezolanos en Perú quedaron en situación vulnerable por la triple crisis —sanitaria, económica y política— que vive el país, según la agencia de la ONU para los refugiados, Acnur.

Nueve de cada 10 están desempleados o tienen un empleo precario, y siete de 10 comen menos de tres veces al día, según el Reporte de Monitoreo de Protección, levantado por Acnur a fines de 2020 y en vías de publicación.

El 65% del millón de migrantes de Venezuela está en situación vulnerable y para sobrevivir un tercio de las familias adoptó “mecanismos extremos”, como recolectar restos de comida de la basura, pedir limosna o la prostitución.

Su vida en el país que los acogió se complicó hace un año con una cuarentena de más de 100 días por la pandemia y sigue sin mejorar.

Acnur ha alertado en múltiples ocasiones sobre la precariedad de las personas migrantes y refugiadas venezolanas que residen en Perú. Foto: AFP

“La situación ha sido muy difícil, mucha gente perdió el empleo, los medios de vida. Se cerraron muchos negocios y los migrantes y refugiados estaban hacinados en espacios muy pequeños, con muchos meses sin poder salir a trabajar”, dijo a la AFP Regina de la Portilla, responsable de información de ACNUR en Lima.

“Sin tener acceso a empleos o medios de vida dignos, las personas refugiadas y migrantes venezolanas recurren a diferentes mecanismos de supervivencia”, agregó.

Solidaridad

En 2017 el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski abrió las puertas a los venezolanos que huían de la crisis en la nación petrolera. Llegaron por miles, casi todos tras una larga travesía por tierra.

Además, el mandatario creó el Grupo de Lima, al que se sumó una quincena de naciones, para buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela, sin resultados.

Perú siguió acogiendo venezolanos tras la renuncia de Kuczynski en 2018 y ahora son más de un millón, según Migraciones, la mayor cifra detrás de Colombia.

Algunas personas venezolanas han logrado emprender en Perú. Foto: AFP

Las tensiones políticas acompañaron a Kuczynski desde 2016, pero crecieron tras su salida. En noviembre de 2020 Perú tuvo tres presidentes en cinco días.

A la par vino el económico. Perú crecía sobre el promedio latinoamericano, pero con la larga cuarentena quedó en recesión. El PIB cayó 11,12% en 2020.

Al comienzo, la alta informalidad laboral en Perú (70%) jugaba a favor de los migrantes, pues favorecía su rápida inserción. Con la pandemia los volvió más vulnerables.

Ahora sobre el 90% está “desempleado o en condiciones laborales precarias”, según el reporte de Acnur. El 22% vive de ventas en la calle o desde su casa.

Evolución del PIB peruano desde 1971 según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Infografía: AFP

El 17% de las familias tiene un miembro con condiciones de salud críticas o crónicas y sin tratamiento; al tiempo que 16% son hogares monoparentales. Más del 20% de las mujeres en edad reproductiva están embarazadas o en lactancia.

Este deterioro también lo documentó el Banco Mundial, que dijo que el 92% de los venezolanos en Perú vive en la pobreza. Antes era el 18%, según publicó en Facebook.

Interacción con peruanos

El reporte dice que se duplicó a 60% la cantidad de venezolanos que redujeron la cantidad o calidad de sus alimentos, y se elevó de 7% a 45% la cifra de quienes no pagan el alquiler de sus viviendas.

Ahora el 68% no come tres veces al día, según Acnur, que entrevistó a 826 familias para este informe.

El 55% admitió haber sufrido “discriminación”, pero más de la mitad afirmó que mantenía “buena o muy buena interacción con los peruanos”.

“Muchos expresaron que la discriminación no es un hecho generalizado”.