MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
SEMIFINAL QATAR 2022 - ¿cuándo y a qué hora se jugará el partido de Argentina vs. Croacia?
PEDRO CASTILLO - Últimas noticias tras la orden de detención preliminar en su contra
Mundo

Protestas en Chile: “Me quedé mirándolo fijamente y me disparó en el ojo”

El estudiante Diego Foppiano perdió completamente su ojo izquierdo cuando se encontraba en una de las manifestaciones . Todavía tiene adentro el perdigón que un Carabinero le disparó.

La Republica
Al menos 160 menores recibieron perdigones, balas y maltratos en las protestas de Chile. Foto: Getty Images
Mundo LR

Las incesantes protestas en Chile producto de la inconformidad con el gobierno de Sebastián Piñera han dejado un importante número de víctimas. Según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), 2 300 personas han resultado lesionadas por el uso de la fuerza de las policías en las marchas y, de ellas, 220 tienen un trauma ocular severo.

Diego Foppiano, estudiante de ingeniería de la Universidad Diego Portales, es una de estas víctimas. Él resultó herido mientras participaba de una de las manifestaciones cuando un Carabinero se le acercó y le disparó, recoge la BBC.

“(Un) Carabinero de las fuerzas especiales me apuntó directo a la cara, a 8 metros mío, quedé mirándolo fijamente y me disparó en el ojo”, contó el joven.

Hizo todo el esfuerzo por salir bien del incidente. Corrió al hospital, pero no se pudo hacer más. Diego perdió la vista del ojo izquierdo por completo. Sin embargo, el daño no queda ahí, pese a que ya han pasado varios días, todavía tiene el perdigón que le dispararon inserto.

Lamentablemente Diego no es el único que ha perdido la vista. En Chile existe una ‘ola’ de lesiones en ojos y ceguera a causa de las fuertes represiones de parte de los Carabineros. La organización Amnistía Internacional publicó al respecto un crudo informe sobre la situación en el país sudamericano.

Según señala dicho documento, ha existido una “política deliberada” para “dañar a los manifestantes”.

Se afirma también que las fuerzas de seguridad, bajo el mando del presidente Sebastián Piñera, “están cometiendo ataques generalizados, usando la fuerza de manera innecesaria y excesiva con la intención de dañar y castigar a la población que se manifiesta”.

El resultado de estas represiones violentas, dice, dejaron cinco muertos y "miles de personas torturadas, maltratadas o gravemente lesionadas".

Por su parte, Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional, detalló que más de 160 menores han recibido perdigones, balas y maltratos durante las protestas en Chile. En muchos de estos casos ha habido consecuencias similares a la de Diego.

“La organización ha documentado 14 casos de daños a la integridad física, siete de ellos por lesiones oculares irreparables, y ha corroborado casi 20 operaciones policiales de este tipo a través de la verificación de imágenes”, señala Guevara.

“Este análisis demuestra que carabineros (y en menor medida el ejército) han usado escopetas tipo Benelli M3 y Escorts Aimguard con munición potencialmente letal de forma injustificada, generalizada, indiscriminada y en muchos casos apuntando a la cabeza”, enfatiza.