EE.UU.: cadena perpetua para padre que encerró a bebé de tres meses durante 9 días y lo dejó morir

Durante los 9 días en los que el bebé permaneció en el abandono, sus heces se acumularon en su pañal y las moscas depositaron huevos mientras él aún estaba con vida.
 

Durante los 9 días en los que el bebé permaneció en el abandono, sus heces se acumularon en su pañal y las moscas depositaron huevos mientras él aún estaba con vida.
 

Estados Unidos. Sus padres lo dejaron morir solo y encerrado, a pesar de que solo contaba con tres meses de edad: durante nueve días, el hijo de Zachary Koehn (29) lloró y agonizó sobre una mecedora y encerrado en su cuarto. Las ventanas abiertas propiciaron el ingreso de las moscas, quienes depositaron sus huevos en su pañal rebosante de heces. 

El bebé falleció víctima de una infección generalizada cuando la bacteria Escherichia coli ingresó en su torrente sanguíneo, la misma que se originó por la acumulación de heces en su pañal. Mientras tanto, en la habitación contigua su padre Zachary Koehn y su madre Cheyanne Harris (21) permanecían ajenos a su dolor y cuidaban a su hermanita de dos años.

Sin embargo, el dolor del bebé no cesó allí. La habitación recalentada y con las ventanas abiertas atrajo a las moscas y los bichos depositaron huevos que se convirtieron en gusanos mientras el bebé aún permanecía con vida. 

Finalmente, el infante falleció debido a la desnutrición, deshidratación e infección

La muerte del bebé ocurrió en enero del 2017. Y este martes 4 de diciembre un tribunal de distrito del condado de Chickasaw (Iowa, Estados Unidos) sentenció a cadena perpetua al sujeto, al considerar su negligencia como asesinato de primer grado.

La Fiscal General Adjunta de Iowa, Denise Timmins declaró durante el juicio que Zachary "estaba al tanto de lo que estaba pasando y decidió no hacer nada". 

Sin embargo, los abogados de Zachary Koehn  intentaron defenderlo argumentando que sus acciones no equivalen a un asesinato y exigen un nuevo juicio; sin embargo, para  Timmins todas las decisiones que el padre del bebé tomó como cuidar de sí mismo y de su hija de dos años constituyen pruebas de que actuó con alevosía.

En cuanto a la madre del bebé su destino se conocerá en enero del 2019, pues en dicha fecha se llevará a cabo su juicio.  Aunque, por el momento, ella se declara inocente y su defensa pretende alegar que el pequeño murió por intoxicación para librarla de la cárcel.


 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO