La NASA evitó el apocalipsis en el planeta Tierra con misiles

La acción salvadora de la NASA habría evitado esta tragedia terrible gracias a sus misiles. Pronostican el fin del mundo para el 23 de septiembre.

La acción salvadora de la NASA habría evitado esta tragedia terrible gracias a sus misiles. Pronostican el fin del mundo para el 23 de septiembre.

La NASA y sus descubrimientos sorprendentes de eventos extraños en el universo permiten a unos cuantos científicos mantener la idea de que existe el planeta Nibiru. Según investigadores y hombres de la ciencia obsesos con los cuerpos celestes, este supuesto planeta estuvo muchas veces a punto de impactar contra la Tierra.

Sin embargo, muchos investigadores continúan descifrando los movimiento del planeta errante, ya que astrónomos de otras agencias espaciales creen que supuesto planeta aún está en curso de colisión hacia la Tierra, y podría causar una gran devastación en la humanidad.

Tras un extenso análisis del tema, un informe publicado por el medio canadiense Koz Telegram, afirma que la Administración Nacional de Aerostática y el Espacio (NASA por sus iniciales en inglés) cambió la trayectoria del “Planeta X”  habría evitado un devastador caos en nuestro planeta, utilizando poderosos misiles.

El informe revela que la agencia de los Estados Unidos recibió un importante mensaje por un ufólogo ruso, personaje que decidió ocultar su identidad para evitar algunas represalia  por las autoridades de Rusia. 

“Nibiru amenaza a la Tierra con su destrucción, pero gracias a los esfuerzos de la NASA y sus cohetes, se podría haber logrado cambiar su trayectoria”, se lee en el informe.

Por otra parte, grupos religiosos mantienen que las predicciones de la NASA coinciden con los libros bíblicos que anuncian el Apocalipsis.

 

 

Todo resulta ser un broma de Internet

La NASA considera que este informe es producto de un mentira, ya que afirman que el planeta Nibiru no existe ni hay fundamento que comprueba dicha existencia del planeta errante. 

“Si Nibiru o Planeta X fuera real y se dirigiera hacia la Tierra, los astronautas lo estarían siguiendo durante al menos la última década, y ahora sería visible a simple vista. Obviamente, no existe”, señalaron desde la agencia espacial estadounidense. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO