Nike es demandada por acoso sexual y discriminación a dos exempleadas

Sara Johnston y Kelly Cahill afirman en su demanda a Nike, que el ambiente de trabajo en la compañía era hostil para las mujeres.

10 Ago 2018 | 19:08 h

Sara Johnston y Kelly Cahill afirman en su demanda a Nike, que el ambiente de trabajo en la compañía era hostil para las mujeres.

Nike en Estados Unidos fue demandada por dos exempleadas que según la acusación, fueron discriminadas, alegando que habían sido "desvalorizadas y denigradas" al recibir un salario inferior al de sus colegas masculinos. 

Sara Johnston y Kelly Cahill afirman en su demanda a Nike, interpuesta el jueves; que el ambiente de trabajo en la compañía era hostil para las mujeres. 

PUEDES VER Alemania: el insólito motivo que tuvo un abogado para denunciar acoso

"En Nike, los números cuentan la historia de una empresa donde las mujeres son desvalorizadas y denigradas. Para muchas mujeres en Nike, la jerarquía de la compañía es una pirámide imposible de escalar. La mayoría de los cargos son altos menos los que hacen las mujeres", acusan las exejecutivas. 

"Los árbitros últimos de esta política o de estas prácticas son un pequeño grupo de directivos de alto rango que son en su mayoría hombres", sostienen. 

Y agregan: "Nike juzga a las mujeres más severamente que a los hombres, lo que significa salarios más bajos, primas menores y pocas opciones sobre acciones". 

La demanda a Nike se presentó en un tribunal de Oregón, el estado del occidente del país donde la marca tiene su sede principal. 

La acción judicial tiene lugar tres meses después de un éxodo sin precedentes de directivos, incluyendo el número 2 de la empresa, a raíz de testimonios de empleados, la mayoría mujeres, denunciando un ambiente "tóxico", marcado por la discriminación, el acoso y el abuso sexual

Nike dispone de un reglamento contra el acoso. Trevor Edwards, presidente de la marca Nike y considerado el sucesor del director ejecutivo, Mark Parker, tenía la reputación por ejemplo de humillar a sus subordinados en las reuniones públicas, según numerosos testimonios. 

Las demandantes piden a otros empleados que se unan a su acción para establecer una demanda colectiva. Ellas reclaman una indemnización por daños cuyo monto no se especifica y el reembolso de sus gastos de abogados.

Te puede interesar