Ganó juicio contra teleoperadora porque "no le permitía conciliar el sueño"

Una sentencia le dio la razón a denuncia de un usuario que fue víctima de acoso telefónico: recibía constantes llamadas para ofrecer servicios pese a que solicitó que lo excluyeran de dicha modalidad. 

Una sentencia le dio la razón a denuncia de un usuario que fue víctima de acoso telefónico: recibía constantes llamadas para ofrecer servicios pese a que solicitó que lo excluyeran de dicha modalidad. 

Dos multas de 30 mil euros cada una impuso la Audiencia Nacional en Europa sobre las teleoperadoras de Jazztel, una empresa de telefonía, por acoso telefónico: se realizó llamadas para ofrecer servicios a operadores que expresamente solicitaron que se les excluya de dichas llamadas. 

Las dos teleoperadoras son Global Telemarketing Solutions y Crosseling Operadores 3.9 SLU. El origen de la denuncia radica el pasado 17 de julio, cuando un cliente de Jazztel denunció las reiteradas llamadas telefónicas que recibía de la compañía. 

PUEDES VER: Feriado: ¿Cuánto debes cobrar si trabajas hoy 8 de octubre?

Según la resolución judicial, se ha vulnerado el derecho de oposición a ser receptor de llamadas. Tras la decisión, Global Telemarketing no negó la realización de las llamadas; sin embargo, se defendió señalando que éstas se efectuaron porque el denunciante solicitó información vía Internet. 

La sentencia rechaza el argumento de la empresa. Además, añade que fueron varias llamadas publicitarias e hizo expreso los daños al usuario. "(...)es una persona que trabaja por turnos y recibe llamadas comerciales en distintos horarios que le desvelan y luego le cuesta conciliar el sueño".

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO