Gatito se enfrenta a un pez, pero este se defiende al no tenerle miedo y le muerde

Tendencias LR

Un travieso felino aprovechó la ausencia de su dueña para molestar a un pez que estaba en su recinto; sin embargo, no imaginó que este iba a afrontarlo. Foto: captura de YouTube
Un travieso felino aprovechó la ausencia de su dueña para molestar a un pez que estaba en su recinto; sin embargo, no imaginó que este iba a afrontarlo. Foto: captura de YouTube

A través de YouTube, se mostró la valentía de un pez al enfrentarse a un gatito que lo molestó en varias ocasiones luego de meter una de sus patas dentro de su pecera.

Una lección que jamás olvidará. Una joven tuvo que salir por unas horas de su casa, lo cual implicaba dejar a solas a sus queridas mascotas. Fue entonces que su gato aprovechó su ausencia para molestar a su pez que descansaba dentro de su pecera. Sin embargo, este no se saldría con la suya tras recibir una fuerte mordida. Este curioso hecho se compartió en YouTube, donde sorprendió a más de un usuario.

Aquel día, el inquieto felino se subió a un mueble y se colocó frente al recinto de su ‘compañero’. Luego de unos minutos, metió su pata delantera para intentar llamar su atención e intimidarlo.

En ese momento, el pez demostró que no tenía miedo. Por ello, lo miró fijamente para realizar una rápida acción. Entretanto, su dueña regresó a su casa y se escondió detrás de una pared para ser testigo de la inesperada escena protagonizada por sus ‘engreídos’.

Lazy loaded component

De pronto, el pequeño animal marino notó la distracción de su ‘enemigo’ y no dudó en mordisquearlo para detener los problemas. El minino movió su pata por el dolor, asimismo, lo lamió en varias oportunidades. Pese a que estaba herido, repitió su travesura para continuar con el enfrentamiento.

Las imágenes de esta impactante situación se divulgaron en un canal sobre animales en la plataforma de YouTube. Incluso consiguieron más de 15.000 reproducciones en cuestión de horas que lo convirtieron en tendencia. Por otro lado, se conoció otra disputa entre una gallina y una feroz cobra para defender a unos patitos bebés que estaban a su cargo.