Cuide su páncreas

Plataforma_glr
26 Sep 2015 | 18:30 h

La pancreatitis aguda es una enfermedad muy dolorosa. Es causada por cálculos en la vesícula biliar o el consumo de alcohol.

Alberto Gómez Meléndez  
Cirugía General Digestiva y Laparoscópica
 
1. El páncreas es una glándula que se encuentra en la parte superior del abdomen, detrás del estómago y por delante de la columna vertebral. Es rosada, blanda y tiene una forma alargada. Tiene dos funciones muy importantes.  La primera es la formación y secreción de enzimas hacia el intestino, para la digestión de la mayoría de alimentos, tales como carbohidratos, grasas y proteínas. La segunda es la secreción de hormonas que regulan el nivel de la glucosa sanguínea: insulina y glucagón.
 
2. La pancreatitis es la inflamación del páncreas debido al proceso de autodigestión de este, por acción de las enzimas que contiene, lo que produce complicaciones a nivel de la glándula (como edema, hemorragia y necrosis) y a nivel sistémico (dificultades respiratorias, renales, etc.). La pancreatitis es una enfermedad muy seria y dolorosa, puede terminar en hospitalización prolongada, posibilidad de ingreso a Cuidados Intensivos y a la Sala de Operaciones. Hay posibilidades de muerte en un 4% de los casos. 
 
3. El cuadro clínico se caracteriza por un dolor muy intenso en la boca del estómago, que se extiende hacia la espalda. Se asocia a náuseas, vómitos, pérdida del apetito y fiebre. La causa más frecuente son los cálculos de la vesícula biliar, que muchas veces obstruyen el conducto pancreático produciendo la inflamación. Otras causas poco comunes son el consumo de alcohol, los traumatismos, algunos medicamentos, infecciones virales, tumores, etc. 
 
4. El diagnóstico se realiza mediante la medición de las enzimas sanguíneas amilasa y lipasa, que se elevan considerablemente después de iniciado el cuadro clínico. El tratamiento no es ambulatorio, solo se puede iniciar con el paciente hospitalizado. Como con toda complicación médica, lo primero que se debe hacer es establecer la severidad de la enfermedad, valorar las complicaciones y determinar la causa. El paciente debe recibir hidratación endovenosa intensa, potentes analgésicos, nutrición por sonda, antibióticos. También se debe determinar la necesidad de procedimiento endoscópico, cuidados intensivos y/o cirugía. En caso de que el paciente tuviera cálculos vesiculares como responsables de la pancreatitis, estos deben ser removidos mediante laparoscopía.
 
5. Luego del alta médica, el paciente debe permanecer con una prolongada dieta blanda (todo sancochado), sin grasas (aceites, mantecas, fritura, guisos, carnes y alimentos grasosos, etc.), por espacio de dos a tres meses. Debe evitar sustancias que puedan inflamar el páncreas, como algunos medicamentos diuréticos, anticonvulsivantes, corticoides, y sobre todo el consumo de alcohol, cuya restricción debe valorarse en función del grado de pancreatitis sufrida. 
 
Tenga en cuenta
 
Los pacientes con cálculos a la vesícula pueden evitar la pancreatitis aguda sometiéndose a cirugía laparoscópica. El dolor es mínimo en esta operación. 
 
Información
 
En la cirugía laparoscópica se extirpan ìntegramente la vesícula biliar y los cálculos mediante pequeñas incisiones.