LO ÚLTIMO - Pedro Castillo superaría a Keiko Fujimori en la segunda vuelta, según Ipsos Perú

Regiones con aumento de casos piden más médicos y camas UCI

Ángela  Valdivia,Melina Ccoillo,

Ange1792ameliccoillo

Preocupante. Los hospitales de Piura, Loreto, Puno e Ica se están llenando de pacientes graves. Los ambientes de UCI ya volvieron a estar como antes. Es importante que la población refuerce el autocuidado. Foto: John Reyes/La República
Preocupante. Los hospitales de Piura, Loreto, Puno e Ica se están llenando de pacientes graves. Los ambientes de UCI ya volvieron a estar como antes. Es importante que la población refuerce el autocuidado. Foto: John Reyes/La República

Se prenden las alarmas. La ocupación de camas de cuidados intensivos se incrementó en diciembre al igual que en junio, cuando empezó el peor momento de la pandemia. Así lo advierte el Open Covid Perú. En Loreto, Piura, Ica y Puno no hay suficiente personal y casos vienen en aumento. Se requieren más pruebas moleculares.

“A nivel nacional, son cifras que preocupan y en las regiones es más complicado”, alerta Juan Carbajal, integrante del Open Covid Perú, grupo de expertos que analizan las cifras reportadas por las autoridades sobre el nuevo coronavirus. Y es que en el mes de diciembre, la disponibilidad de camas de cuidados intensivos (camas UCI) se redujo de 33% a 17%, una situación que no era vista desde junio, cuando el país entraba a uno de los peores momentos de la pandemia. Tras las fiestas de fin de año, estos números podrían ser peores.

“En el norte del país vemos que Lambayeque solo tiene una cama de 39; Tumbes, 2 de 8; Piura, 2 de 81. Es decir, en tres regiones apenas quedan disponibles 5 camas UCI”, detalla el ingeniero Carbajal, quien agrega que el Gobierno ha aumentado solo 71 camas (5%) para pacientes graves de todo el país. Lima, Callao, Cusco y Arequipa son otras de las regiones que preocupan por sus cifras en este indicador.

José Nizama, director regional de Salud (Diresa) de Piura, asegura que, con la ampliación de sus establecimientos, las camas UCI podrían llegar hasta 100, pero aún así continuarían siendo insuficientes porque se ocupan de forma casi inmediata.

“Ya es un problema serio”, dice, por su parte, Carlos Calampa, director de la Diresa Loreto, quien precisa que requieren de camas UCI, pues incluso EsSalud, al tener todas sus camas ocupadas, está derivando a los pacientes graves al Hospital Regional. Están al borde de llegar a su máxima ocupación.

En tanto, en Ica, el decano regional del Colegio Médico, Julio Torres, indica que también hay un aumento de casos, de hospitalizaciones y, sobre todo, de camas UCI. “Se están abriendo ambientes que se habían cerrado”.

Faltan pruebas

La ocupación de camas UCI no es el único dato que genera preocupación. Los casos y la positividad (número de personas que dan positivo tras tomarse la prueba) también vienen en aumento. Aunque aquí es necesario explicar un factor clave: las pruebas moleculares son aún aplicadas en menor cantidad que las rápidas.

“Si uno ve una gráfica nacional, la curva de crecimiento de casos da un aparente descenso; sin embargo, si separamos esta curva de acuerdo a las pruebas moleculares y rápidas, con la primera se ve un aumento considerable desde fines de noviembre. Y como ya se sabe, los epidemiólogos siempre han sugerido el uso de las primeras”, explica Carbajal, quien afirma que recién hace 13 días se ve un aumento en el uso de pruebas moleculares frente a las rápidas.

Sin embargo, esto último ocurre principalmente en Lima, pues en regiones las pruebas rápidas son las que aún vienen siendo usadas. “Hay 18 regiones que no llegan ni a usar 20 mil pruebas moleculares. Todo se centraliza en Lima. ¿Qué está pasando? ¿No se dan abasto o no hay suficientes pruebas?”, cuestiona el miembro de Open Covid.

Situación en Loreto y Piura

Es el caso de Loreto, donde hace solo unos meses el país fue testigo de su difícil situación, principalmente en la ciudad de Iquitos. Hospitales desbordados, cadáveres en bolsas negras en algunos rincones y personal médico infectándose con el virus. Luego vino la calma; sin embargo, la situación de la región comienza a preocupar nuevamente, pues se ha observado un incremento de contagios.

Carlos Calampa, de la Diresa Loreto, señala que en los últimos 3 días hubo 8 hospitalizados diarios cuando antes el promedio era de 3 a 4 cada día.

“En los 3 días se reportaron 24 hospitalizados en total”, dice. Además, hacen seguimiento a otros 40 con sintomatología leve.

La situación se agrava y Calampa revela que hace dos semanas mantuvieron una reunión con la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, quien les comentó que no iba a haber más recursos, por lo que tuvieron que coordinar con el gobierno regional para usar su propio presupuesto. Esto con el fin de darle sostenibilidad a un centro hospitalario temporal que puede contar hasta con 150 camas, 25 de ellas UCI.

Se tiene planeado iniciar la atención en este lugar mañana lunes con 20 camas primero. El incremento sería progresivo.

En tanto, José Nizama, de Piura, comenta que también hay un incremento de casos, como en todo el país, pero que estos pacientes se están complicando, por lo que sus estadías en UCI son largas. También precisa que se está reforzando la atención de primer nivel para que los casos leves e incluso moderados puedan ser identificados y atendidos rápidamente, que incluye su aislamiento temporal.

Sobre ello, la ministra Mazzetti dijo hace unos días que de los 8 mil establecimientos de salud de primer nivel, solo el 30% funciona en adecuadas condiciones. El trabajo es reforzarlo. Pero ahí viene otro problema, tampoco hay suficiente personal de salud: durante la pandemia solo se cuenta con el 60%.

Tampoco hay personal

El jefe de la Diresa Loreto alerta sobre este problema. Actualmente el personal de salud con contrato CAS Covid no ha sido renovado y gran parte de este grupo trabaja en postas. “En estos momentos sin recursos humanos no estamos preparados (para una segunda ola). Lo único que nos quedaría es rezar”.

Calampa dice que para atender con 150 camas se necesita mínimo 30 médicos, 60 enfermeros y 60 técnicos, además de personal de limpieza. En Ica, la situación es similar. “Podemos tener un montón de ventiladores, pero si no tenemos médicos, enfermeras, entre otros profesionales. Si lo hace una persona recién entrenada, entonces se le hace más daño al paciente”, dice

En Puno, otra de las ciudades con un porcentaje elevado de positividad, Walter Oporto, director de la Diresa de la región, reveló que hay carencia de médicos desde inicios de la pandemia. “Es una región que está última en cuanto a recursos y presupuesto”, enfatiza.

En los próximos 15 días, los indicadores pueden seguir aumentando, por lo que los médicos piden a la población cumplir con las medidas de bioseguridad. En Piura aseguran que estarán alertas durante este mes.

“Los números y gráficas reflejan el comportamiento y estamos viendo un aumento considerable en regiones. Esperamos que todos tomemos conciencia. Estamos en una etapa a tiempo de poder reaccionar para contener la situación”, dice Carbajal, del Open Covid Perú.

A cuidarse

El infectólogo Luis Pampa recomienda a la población continuar con las medidas de bioseguridad que se han descuidado: lavado de manos, uso de mascarilla y distanciamiento. Él sostiene que el relajo en las medidas es un problema social y educativo muy grande en el país, pues incluso se han observado diversas reuniones por Navidad y Año Nuevo, pese a todas las advertencias hechas por los expertos y las autoridades. Un 60% de peruanos aún es vulnerable.

Juan Carbajal, de Open Covid, explica que las regiones tuvieron que comprar sus propias pruebas rápidas, pero el INS no reconoce sus resultados. Esto podría ser una explicación del desfase.

Comandante general PNP aislado por COVID-19

Según la publicación del Minsa de ayer, solo se reportaron 5.636 pruebas en un día cuando se estaban realizando más de 10 mil en promedio. Esta es una cifra que no se hacía desde abril.

Asimismo, en el Perú hay 5.389 hospitalizados; de los cuales, 1.270 están en UCI con ventilación mecánica.

Precisamente, un infectado por Covid-19 es el comandante general de la PNP César Cervantes Cárdenas, quien está cumpliendo el aislamiento obligatorio.

En tanto, pese a las advertencias de los expertos y las prohibiciones, la madrugada del 1 de enero, la Policía intervino 40 locales, ubicados en Lima y Callao, donde se realizaban fiestas clandestinas por Año Nuevo.

Uno de los operativos se realizó en la discoteca Terrazas, en la avenida Las Flores, en San Juan de Lurigancho, donde había 135 personas.

El incumplimiento de las normas también se observó en las playas privilegiadas del sur de Lima.

Por otro lado, el decano regional del Colegio Médico de Ica, Julio Torres, señala que, a pesar de que llegue la vacuna, el virus continuará presente y su transmisión no se va a detener. “La vacuna no protege contra el contagio. Lo que hace es tratar de que la enfermedad no sea tan severa porque hace desarrollar anticuerpos para que el paciente pueda responder y no agravarse”. Agrega que “obviamente como personas ya inmunizadas va a ser mejor. En eso ayudará la vacuna”.

Perú camas UCI por regiones.

Perú camas UCI total versus ocupadas.

Perú camas hospital total versus ocupadas.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.