Edward Málaga: “Hago ciencia para producir soluciones”

08 Set 2020 | 2:08 h
Constante. Tareas cotidianas del investigador peruano.
Constante. Tareas cotidianas del investigador peruano.

El científico peruano que logró desarrollar pruebas moleculares rápidas y de bajo costo.

Por: Alexandra Ampuero y Ernesto Carrasco

La curiosidad, desde pequeño, por intentar saber lo que pasaba en su entorno llevó a Edward Málaga, el científico peruano, a descubrir que la constancia es la vía con la que se construye el futuro. Así se lo explicó, hace unos cuatro años, a un colega suyo en una entrevista para una publicación académica.

Para George Edward Málaga Trillo, hijo de un matrimonio de médicos, era usual encontrar, entre todos los adornos de su casa, la indumentaria, equipos profesionales de salud y literatura científica.

PUEDES VER Vacuna COVID-19: ensayos clínicos en Perú iniciarán el martes 8 de septiembre

Pero, también, su afición por la música fue el complemento ideal para cultivar en el joven investigador la sensibilidad y firmeza para ser el abanderado de los científicos peruanos que llevan adelante las iniciativas para enfrentar la letal pandemia que afecta al mundo y a nuestro país.

En su juventud, el científico ejerció como músico en la recordada banda Arena Hash, integrada también por los hermanos Suárez-Vértiz.

Trayectoria científica

Aparte de su actual innovadora propuesta de pruebas moleculares de bajo costo y que presentan sus resultados en menos de tres horas, para detectar el SARS-CoV-2, Málaga Trillo ha realizado importantes contribuciones en el campo de las ciencias de la salud y la vida.

PUEDES VER Minsa aprueba lineamientos para la validación de dispositivos médicos

En marzo de 2009, La República informó que “la revista científica PLoS Biology publicó una amplia nota resaltando las investigaciones realizadas por un equipo de científicos alemanes de la Universidad de Konstanz, dirigido por el biólogo peruano Edward Málaga Trillo”.

Según PLoS Biology, nuestro compatriota logró identificar, en los peces, “una proteína (prión-PrP) responsable del “mal de las vacas locas”, que en 1996 se extendió como epidemia en Gran Bretaña, provocando, además, la muerte de varias personas”. Cinco años después, Málaga inauguró en Perú un nuevo Laboratorio de Neurobiología del Desarrollo, donde experimentó con peces cebra un tratamiento para el alzhéimer.

PUEDES VER Voluntarios a vacuna china tendrían menos riesgos de morir por la COVID-19, asegura Cárcamo

Aporte en la actualidad

Hoy Málaga se ha vuelto un ícono del impulso científico en el Perú. El proyecto que desarrolló junto con colegas científicos en la Universidad Peruana Cayetano Heredia lo ha llevado a probar el sabor amargo de la burocracia, pero no se desanima y remarca: “Hago ciencia para producir soluciones”.

“No solo es difícil hacer ciencia en el Perú para producir conocimiento, por los temas que ya todos conocemos; una vez que logras ser un científico aplicado y quieres producir una innovación para la sociedad, es muy difícil que se concrete porque no hay una ruta: no están articulados la academia, la empresa y el Estado”, resuelve Málaga. Comenta que “una vez que el científico produce su prototipo, para que este llegue a la sociedad, tiene que materializarse un par de pasos que no se habían dado antes”.

Pese a esas dificultades del mismo sistema, el neurobiólogo encabeza hoy la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la estrategia Resucita Perú Ahora que fomenta la Conferencia Episcopal. “Cuando me dijeron que estaban interesados en consolidar una respuesta a la pandemia basada en la ciencia, pensé en qué importante es este momento para lograr esa unión”, recuerda.

PUEDES VER Ministra Mazzetti: quienes vengan al Perú tendrán que realizarse prueba molecular

Málaga resalta que la propuesta de la Iglesia católica es valiosa porque rescata en espíritu de unidad: “Es un esfuerzo que no excluye, más bien convoca”. Esto a raíz de que en estos tiempos se evidencia “un divorcio entre la estrategia del Estado y la capacidad de aportar de la sociedad civil”.

Mediante esta iniciativa, Málaga pretende “recoger y resumir todos los aportes y recomendaciones de la comunidad científica” para que la Iglesia y los demás actores en esta estrategia ayuden a canalizar la comunicación con el Estado y asuma estos proyectos como prioridad. “Más que la divergencia (ciencia e Iglesia), está el reconocimiento de que la CTi nos pueda ayudar a salir de esta crisis”, remarca Edward Málaga.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.