Junín: mujeres quechua hablantes claman liberación de familiar acusado de terrorista

En la mañana las mujeres se encadenaron en la Plaza de la Constitución, posteriormente se dirigieron a la Corte Superior de Justicia de Junín para hablar con Francisco Távara, juez Supremo de la República.

En la mañana las mujeres se encadenaron en la Plaza de la Constitución, posteriormente se dirigieron a la Corte Superior de Justicia de Junín para hablar con Francisco Távara, juez Supremo de la República.

La señora Jenny Flores Segura, proveniente de Huancavelica, se presentó ante Juez de la Corte Suprema de la República, Francisco Távara, quien se encontraba en la Corte Superior de Justicia Junín, y le pidió la liberación de su esposo Sócrates Torres Gamboa, detenido por la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote), de quien dice es inocente de los cargos que le imputan.

Con lágrimas en los ojos, la madre de familia, quechua hablante, se acercó hasta la autoridad portando documentos del expediente de su pareja, Sócrates Torres Gamboa; de su hermano Ángel Flores Segura y de su padre Justo Flores. Estos dos últimos en libertad pero con orden de requisitoria bajo el cargo de terrorismo.

El Juez Supremo señaló que no tenía injerencia en el tema y por eso le encomendó al presidente de la Corte Suprior de Justicia de Junín, Nick Olivera, tomar nota del caso. Olivera aseguró que atenderá a la señora este lunes, a las 9 de la mañana.

Ya por la mañana, la señora Jenny, acompañada de su hermana Flor de María Flores Segura, se encadenó al frente de la Catedral de Huancayo, exigiendo la liberación del señor Sócrates Torres Gamboa, detenido desde el pasado 25 de agosto, por personal de la Dircote, en su vivienda del anexo de San Isidro, en la provincia de Tayacaja, Huancavelica.

Según Flor de María Flores Segura, la primera detención de sus familiares ocurrió el 2012 por personal del ejército, que ingresó a su vivienda y violentamente se llevaron a su padre, a su hermano y a su cuñado. Después de 22 días fueron liberados.

Posteriormente, el cinco de marzo de este año, las tres personas fueron detenidas otra vez, por otro periodo de 20 días, y tras su liberación firmaban en Lima un documento para certificar su permanencia en el país.

Sin embargo, después de tres días de la última firma, el señor Sócrates Torres Gamboa fue detenido de nuevo por personal de la Dircote y el Ministerio de Interior incluyó a Ángel Flores Segura y Justo Flores en la lista de los más buscados, con una recompensa de S/ 20 mil a quien brinde información que permita su captura.

Las señoras quechua hablantes se encontraban con hijos en brazos y en todo momento clamaban la inocencia de sus familiares. Ellos son agricultores pero al ser dirigentes de sus comunidades han sido detenidos como presuntos terroristas.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO