Maternidad en Perú: mujeres trabajan más y ganan menos

Realidad. Según estudio del CIES tienen menos presencia en mercado laboral pues deben destinar tiempo al hogar. Y cuando trabajan sufren atropellos por su estado de gestación.

Realidad. Según estudio del CIES tienen menos presencia en mercado laboral pues deben destinar tiempo al hogar. Y cuando trabajan sufren atropellos por su estado de gestación.

En el 2017, Rosa, quien laboraba bajo la modalidad CAS (Contrato Administrativo de Servicios) en el Gobierno Regional de Áncash, sufrió un despido arbitrario. Su plaza fue convocada a concurso a pocos días de haber comunicado su estado de gestación.

Este caso fue analizado y patrocinado por la Defensoría del Pueblo, la cual exhortó a la entidad ancashina a respetar los derechos de una trabajadora embarazada. ¿Es el caso de Rosa un hecho aislado?, lamentablemente no.

Lizeth Valenzuela, asesora parlamentaria, hizo público su caso al denunciar en Lima al congresista Moisés Mamami por haberla despedido arbitrariamente estando embarazada.

"Este tipo de denuncias son comunes en la Defensoría pese a que se promueve el cumplimiento de las normas relacionadas a la protección de las mujeres madres", señala Diana Portal, comisionada de la Adjuntía para los Derechos de las Mujeres de la Defensoría del Pueblo.

Ser madre es una facultad natural de las mujeres; sin embargo, en el Perú la maternidad tiene un costo social y el sistema tiende a desproteger a las mujeres madres. Existe una clara brecha de acceso a oportunidades entre mujeres que son madres y las que no lo son. Un estudio lo demuestra.

Costo de la maternidad

"La maternidad no debería ser un obstáculo para trabajar y recibir una remuneración justa", argumenta Tamia Lavado, investigadora de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quien junto al Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES), midieron las diferencias entre las mujeres madres y las que no son madres.

Así, tras analizar datos de la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei) durante los últimos seis años, se determinó que las madres trabajadoras en el Perú reciben un sueldo promedio de 1.017 soles mensuales, mientras que las mujeres trabajadoras sin hijos registran ingresos de 1.310 soles mensuales, en promedio.

Las primeras reciben 300 soles menos de sueldo debido a la menor cantidad de horas laborales (32 semanales aproximadamente), en cambio las mujeres sin hijos laboran 35 horas a la semana.

¿Esto significa que las mujeres madres trabajan menos?

"Falso", afirma Tamia Lavado. Y explica que estas mujeres deben destinar mayor parte del tiempo a los trabajos domésticos; por ende, deben reservar menos tiempo para el mercado laboral.

Las mamás trabajadoras destinan 48 horas semanales a trabajos en el hogar no remunerados, frente a las 26 horas que le dedican las mujeres trabajadoras sin hijos.

Rol sin exclusividad

Entonces, ¿las mujeres deberían dejar de ser madres si desean alcanzar el desarrollo laboral? Para Tamia Lavado, la solución parte por entender que el rol del cuidado del hogar y crianza de los hijos no debe ser una labor exclusiva de las madres.

"Los hombres dedican en promedio 15 horas semanales a las labores del hogar y tienen más oportunidades para crecer laboralmente y desarrollar capacidades", enfatiza la investigadora.

La mujeres que tienen hijos en la adolescencia enfrentan retos más difíciles, pues se les dificulta acceder a estudios superiores y conseguir trabajo por falta de experiencia. Estas madres acumulan tres años menos de educación que las mujeres sin hijos. 

Sin trabajo no hay seguros de salud ni pensiones para madres

La investigación revela que las madres trabajadoras tienen menos posibilidad de acceder a seguridad social de calidad.

CIES sugiere que debe ampliarse el servicio público de cuidado de niños. El Programa Cuna Más atiende solo al 2% de niños y niñas a nivel nacional menores de 3 años.

Justamente, la menor presencia de las mujeres madres en el mercado laboral se debe a que no tienen con quién dejar a sus hijos en casa.

En esa línea, esta investigación sugiere que el Ministerio de Trabajo debería proporcionar capacitación laboral priorizando a las madres en situación económica de riesgo, asegurando la oferta de centros de cuidado para los hijos de estas.

Te puede interesar