Capo del narcotráfico del Alto Huallaga exportaba droga desde penal chalaco

8 Ene 2011 | 0:00 h

Mafias. Reportes de llamadas telefónicas de mario tapia trujillo lo delataron. “Bigote” está preso desde el 2008, pero la policía antidrogas detectó que sigue al frente de una organización que transporta cocaína a Bolivia y Chile.

Doris Aguirre.

La cárcel no es un impedimento para que los capos del narcotráfico sigan dirigiendo sus organizaciones dedicadas a la exportación de cocaína. La policía antinarcóticos ha comprobado que Mario Tapia Trujillo, “Bigote”, uno de los “barones de la droga” del Alto Huallaga que está preso desde el 25 de enero del 2008 en el penal de máxima seguridad Sarita Colonia, coordina despachos de alijos de cocaína a Bolivia y Chile, países de tránsito hacia los mercados de Europa.

Por información de inteligencia, la policía antidrogas sospechaba que “Bigote” continuaba al frente de su organización. Es así que el pasado 9 de octubre montó un operativo a la altura del kilómetro 66 de la Panamericana Sur, en Chilca, donde intervino tres vehículos en los que viajaban Walter Poma Barreto, sus sobrinos Elvis y John Poma Loayza, y Marcos Valdivia Ramírez. Los detenidos transportaban en total 135 kilos de clorhidrato de cocaína. Se dirigían a Tacna, donde debían entregar la droga en un centro de acopio en el que se preparaba un importante envío a Chile.

Todo un clan familiar

Al revisar los antecedentes de los apresados, la policía antinarcóticos identificó a Walter Poma Barreto como primo de Irmar Poma Hurtado, el brazo derecho del capo del Alto Huallaga, “Bigote”, de acuerdo con el trabajo efectuado por el Equipo Especial de Investigación (EEI) de la Dirección Antidrogas (Dirandro).

El nombre de Mario Tapia Trujillo surgió como resultado de una operación policial del 25 de enero de 2008, cuando fueron arrestados “Bigote” y sus hermanos Hernán y Rudy Tapia Trujillo. El fiscal contra el crimen organizado Jorge Chávez Cotrina consiguió el levantamiento del secreto de las comunicaciones de “Bigote” y sus hermanos. Como resultado de los reportes telefónicos, el fiscal Chávez determinó que Irmar Poma se dedicaba al acopio y transporte de la droga desde Huánuco a Lima y que actuaba en complicidad de sus hijos Marvin, Elvis y John Poma Loayza, y de su primo Walter Poma Barreto.

Justamente, Walter Poma, así como Elvis y John Poma, fue apresado en Chilca con 135 kilos de cocaína, el último 9 de octubre. Eran hombres de la “firma” de “Bigote” que la policía estaba buscando porque acondicionaban droga en vehículos y la llevaban a Arequipa, Moquegua o Tacna, donde la recibían otros miembros de la mafia que la despachaban a Bolivia o Chile.

¿Cómo pudo saber la policía antinarcóticos que Walter Poma Barreto y sus sobrinos Elvis y John Poma Loayza trasladaban cocaína en tres vehículos y que iba a pasar por el kilómetro 66 de la Panamericana Sur? Lo descubrió al revisar los reportes de las llamadas del teléfono de “Bigote”, quien desde Sarita Colonia estaba en permanente contacto con su brazo derecho, Irmar Poma Hurtado. También detectó que este hablaba con sus hijos Elvis, John y Marvin. Tanto Irmar Poma como su hijo Marvin, encargado del cobro de las ventas de la droga, continúan prófugos.

Es mi papá pero no sé nada

Interrogado por la policía, Elvis Poma Loayza afirmó que no estaba informado de que sus padres, Irmar Poma Hurtado y Elvira Loayza Caso, pertenecían a una organización familiar dedicada al narcotráfico. “Hace tiempo que no los veo”, explicó. Pero la coartada fue desbaratada cuando el registro de llamadas telefónicas de su celular revelaba que había marcado el número de su progenitor y este a su vez lo había contactado. Elvis Poma mentía.

De los tres vehículos intervenidos en Chilca, dos estaban a nombre de Walter Poma Barreto, primo de Irmar Poma Barreto, el número dos de “Bigote”, preso en Sarita Colonia.

Interrogado para saber de dónde sacó el dinero que utilizó para financiar la adquisición de los vehículos, Walter Poma ofreció una respuesta graciosa: manifestó que había ahorrado fondos gracias a su negocio de ventas de cebiche como ambulante de la esquina de la calle Manuel Villarán, en La Victoria.

Y cuando las autoridades preguntaron desde cuándo no se encontraba con su primo Irmar Poma Hurtado, declaró que no se acordaba porque eso había sucedido hace mucho tiempo. Sin embargo, durante los seguimientos a la organización de “Bigote”, Walter Poma había sido filmado haciendo coordinaciones con Irmar Poma.

Pero Walter Poma se quedó literalmente sin palabras cuando se le preguntó por qué sus vehículos estuvieron en Huánuco, ya que era un modesto vendedor de cebiche en La Victoria. Al narco se le cayó la cara.

Tiene vínculos con “Artemio”

1] Está probado que “Bigote” dirige a su mafia desde la cárcel. El 10 de julio de este año, la policía antidrogas decomisó más de una tonelada de cocaína en el puerto de Ilo, en Moquegua. El alijo se dirigía a Bolivia. Los detenidos declararon que el proveedor de la droga era Mario Tapia Trujillo, “Bigote”, encarcelado en el penal Sarita Colonia, en el Callao.

2] El antecedente más antiguo que vincula a “Bigote” con el narcotráfico corresponde al 5 de enero del 2007. Ese día la policía antinarcóticos capturó 150 kilos de cocaína en Huánuco que se encontraban listos para ser enviados a Lima como encomienda en un bus de la empresa Bahía Continental, de propiedad de Sabino y Claver Acosta Rodríguez. Las autoridades establecieron que el cargamento era de propiedad de Mario Tapia Trujillo, entonces ya conocido como “Bigote”, que operaba en el valle del Monzón, en el Alto Huallaga.

3] Pero hay más: en el 2007, tres ex integrantes de Sendero Luminoso declararon a las autoridades que “Bigote” suele pagar “cupos” al cabecilla Florindo Flores Hala, “camarada Artemio”, para que les brinde protección a los laboratorios de procesamiento de cocaína y a los cargamentos de droga que salen del valle del Monzón.

4] Mario Tapia Trujillo, natural de Monzón, Huamalíes, Huánuco, todavía no recibe condena del Poder Judicial.

Te puede interesar