Tentáculos de los lavadores de dinero del Grupo Velit llegan a Florida y Barbuda

Fiscalía denuncia a 26 personas que integran red internacional de lavado de activos. El principal acusado, Percy Velit, dice que un cambista informal de Ocoña fue quien lo vinculó con empresario colombiano.

Fiscalía denuncia a 26 personas que integran red internacional de lavado de activos. El principal acusado, Percy Velit, dice que un cambista informal de Ocoña fue quien lo vinculó con empresario colombiano.

Miguel Gutiérrez R.
mgutierrez@larepublica.com.pe
Unidad de Investigación.

El Ministerio Público formalizó denuncia contra 11 peruanos, 13 colombianos y dos chilenos por formar parte de una organización de lavado de dinero que constituyó compañías de fachada en el estado norteamericano de Florida y en el "paraíso fiscal" de Antigua y Barbuda, un pequeño país del Caribe.

Desde el pasado miércoles la titular del primer juzgado penal supranacional, María León Arango, analiza el informe final de la Segunda Fiscalía contra el Crimen Organizado que incluye las evidencias contra los responsables en el Perú de la red internacional que operaba también en Colombia y Chile.

La organización actuaba en el Perú bajo la cobertura del "Grupo Velit", que cuenta con una red de casas de cambio y tres sociedades pertenecientes a Percy Velit Núñez y sus hijos Sandro y Percy Alberto Velit Hurtado, constituidas entre 2003 y 2005.

En Florida, el "Grupo Velit" formó la empresa "Spondylus Investments", el 11 de marzo de 2003, acreditando como presidente a Fernando Bruno Ferreira y como vicepresidente a Enrique Villar. Sandro Velit Hurtado aparece como director. También aparece el colombiano Franklin Ladino Leyton, procesado por lavado de dinero en su país.

TODAS LAS CONEXIONES

El 26 de agosto del 2004, la organización constituyó la firma "Money Express Remittance", registrando a Percy Alberto Velit Hurtado como presidente, a Juan Carlos Ortecho como vicepresidente y como directores a Percy Velit Núñez y su hijo Sandro Velit Hurtado.

Cuatro días después, el 31 de agosto de ese mismo año, se registró en Florida la corporación "El Hawaiano". Fueron designados presidente Hildebrando Alonzo, vicepresidente Juan Carlos Ortecho y tesorero Sandro Velit Hurtado.

Al confirmarse la identidad de los componentes de la compañía "Spondylus Investments", la Segunda Fiscalía contra el Crimen Organizado estableció que el "Grupo Velit" no sólo mantenía una relación comercial con el empresario colombiano Franklin Ladino sino que también eran socios.

"(Franklin Ladino Leyton), identificado como uno de los principales 'inversionistas' en las supuestas actividades de Arbitraje Cambiario de Divisas (transferencia de dinero), se encontraría vinculado a los negocios de la familia Velit en la ciudad de Miami", indica el reporte fiscal.

Lo que llamó la atención de las autoridades es que el 16 de setiembre del 2005 las tres empresas fueron disueltas el mismo día, porque sus propietarios advirtieron que sus negocios eran investigados minuciosamente por la policía antidrogas.

En efecto, pocos meses antes, el 26 de mayo, la empresa "Faricarl" del "Grupo Velit" había transferido 316 mil dólares desde el Banco Sudamericano, en Lima, a favor de la empresa "Fimesa de Colombia", en una cuenta del Banco BBVA en la sucursal de Chapinero, Bogotá. El reporte de dicha operación sospechosa llegó a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Lima.

POR TODAS PARTES

El "Grupo Velit" , como parte del ciclo de lavado, también hizo transferencias hacia casas de cambio colombianas desde una cuenta localizada en San Francisco y de otra que pertenecía a una sociedad de fachada en la pequeña nación caribeña de Antigua y Barbuda, un paraíso de las corporaciones "off shore".

"Se advierte que en las transferencias que se efectúa, 'Amasban' (una de las compañías del Grupo Velit intervenidas por las autoridades) intermedió en estas operaciones para dificultar el rastreo del dinero. Realizó la transferencia desde San Francisco, Estados Unidos, y de la localidad de Saint-John's, capital de Antigua y Barbuda", precisa el informe.

"No se descarta que ese dinero haya sido depositado en ese paraíso fiscal con la finalidad de eludir su seguimiento, ubicación y confiscación. El dinero fue retornado finalmente a Colombia, debidamente 'lavado', logrando cerrarse un nuevo circuito de legitimación de capitales ilícitos, por intermedio de múltiples operaciones cambiarias simuladas", explica el reporte del Ministerio Público.

LA SOMBRA DE LA DROGA

Para las autoridades de la fiscalía y la policía antidrogas es posible que las empresas del "Grupo Velit" hayan sido usadas para facilitar el blanqueo de dinero cuyo origen es resultado de operaciones del narcotráfico.

Según el Informe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Nº 013-UIF-DPA/Casos, sobre el que se sustentan las autoridades antilavado, se concluye que las compañías "Money Express" y "Amasban" "estarían orientadas a servir de canal o procesador de dinero que provendría del tráfico de drogas, al ser el facilitador para la conversión del dinero, el cual pasa a ser un título valor que posteriormente ingresa en la entidad bancaria formando parte de todo un circuito de lavado de activos".

El equipo de la UIF basa esta hipótesis en que más del 40 por ciento de las transferencias emitidas por "Amasban" en 2003 eran recibidas por personas vinculadas a otros reportes de operaciones sospechosas efectuadas por los ciudadanos peruanos Mike Benjamin, María Isabel y Renata Klepatzky Reyna, así como por Juan Francisco Pajuelo Gonzales, actualmente procesados en otro caso de lavado de activos.

PASAN A LA DEFENSIVA

Las autoridades no descartan que el dinero de dudoso origen habría ingresado al sistema financiero como si fuera limpio para dar operatividad a las demás empresas del "Grupo Velit", que llegan a sumar 16 solamente en el Perú.

El jefe de la familia Velit, Percy Velit Núñez, aceptó haber tenido relaciones comerciales con los colombianos Franklin Ladino Leyton y Jaime Bronstein Tisminezki, con los que efectuó coordinaciones para comprarles miles de euros.

El hermano del ex congresista fujimorista Jorge Velit Núñez aceptó igualmente que hizo negocios con los representantes de la casa de cambios "Turismo Costa Brava", con oficinas en Lima y de propiedad de la familia chilena Mazza.

Velit dijo haber sido investigado hasta en tres oportunidades por sus actividades comerciales y que pudo probar que sus negocios son lícitos. Según Percy Velit, el dinero que recibía del extranjero venía certificado por un organismo gubernamental colombiano.

El empresario peruano señaló que conoció al colombiano Erick Ladino Leyton, hermano de Franklin Leyton, por intermedio de César Bocanegra Burga, quien era un cambista informal de Ocoña.

La Oficina de Inteligencia de la Dinandro (OINT) hizo un seguimiento a los empresarios colombianos Erick y Franklin Ladino Leyton cuando se reunían con los integrantes de la familia Velit y con Jorge Quiroz Moyano, dueño de "Global Exchange", quien también aparece en la lista de denunciados por haber permitido el blanqueo de dólares desde su casa de cambios. La Fiscalía estima que la red es más vasta de lo que se pensaba inicialmente.

DATOS

Delitos. A los denunciados se les acusa de haber formado un esquema de recepción, transferencia y conversión de dinero producto del negociado de la droga.

Grupo velit. Está integrado por el Consorcio Santo Domingo, IC Trading, Inka Cusco Trading, Inmobiliaria Guadalquivir, Fusión Acero, Inmobiliaria Halifax, Inmobiliaria Lizelot, Viajes Club, Personal Protection, Tiendas Velit, Money Express, Proveedora Latina, Viajes y Servicios Panamericanos, Inversiones Costa del Sol, Grupo Halcón y Yutel. Se estima que hay otras de fachada.

USARON DOS MODALIDADES

1) Para los peritos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la organización internacional usó dos modalidades de lavado: el "pitufeo" y el arbitraje internacional de divisas.

2) Desde el 2002 los colombianos Franklin Antonio y Erick Alexander Ladino Leyton contactaron a ciudadanos peruanos para transportar grandes volúmenes de euros y dólares. La conversión del dinero sucio al formal se hacía mediante miles de depósitos menores a los 10 mil dólares, en cuentas abiertas y alquiladas a cambio de una "pequeña contraprestación económica a un supuesto grupo de pequeños inversionistas colombianos". El dinero era retirado en efectivo en pesos colombianos mediante miles de operaciones en cajeros automáticos de ese país.

3) Para fines de 2003, la organización criminal cambió de modalidad al tener conocimiento de que las autoridades seguían sus movimientos de dinero mediante los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS).

4) La compañía "Hermes Transportes" reportó a la UIF haber recibido en el aeropuerto, procedente de Colombia, 30 millones de dólares entre el 24 de febrero y el 31 de agosto. El dinero luego lo condujo a la casa de cambios "Money Express" y entregó en las manos de Percy y Sandro Velit Hurtado, Alejandro Jara Rosas y César Bocanegra Burga.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO