Política

Cardenal Barreto invocó a manifestantes a dialogar con el Ejecutivo y Legislativo

El monseñor Pedro Barreto comentó desde Huancayo que hace una semana hubo un ambiente de “violencia y enemistad” debido al paro de transportistas, y recalcó la necesidad de “dialogar con respeto”.

Monseñor Pedro Barreto fue parte de la mesa de diálogo en el Coliseo Wanka el pasado jueves 7. FOTO: Twitter
Monseñor Pedro Barreto fue parte de la mesa de diálogo en el Coliseo Wanka el pasado jueves 7. FOTO: Twitter
Política LR

Este domingo 10, como inicio de la Semana Santa, el Cardenal Pedro Barreto realizó un recorrido hacia la catedral de Huancayo, donde aprovechó para brindar declaraciones a la prensa. El monseñor se pronunció sobre la necesidad del diálogo en relación a las recientes manifestaciones de transportistas y agricultores que tuvieron gran repercusión en la región de Junín.

El también arzobispo metropolitano de Huancayo comentó que la población debería tener una comunicación más fluida con el Poder Ejecutivo y el Congreso para así poder satisfacer sus diversas necesidades.

(Dialogar) no solo con el Ejecutivo, también con el Legislativo y con toda la sociedad. Tenemos que aprender a dialogar con respeto, dialogar buscando la verdad, sin ningún interés propio”, dijo este domingo de ramos a TV Perú.

En ese sentido, el cardenal expresó que el pueblo huancaíno ha demostrado, mediante las manifestaciones realizadas en el marco del inicio de Semana Santa, que están prestos a dialogar y resolver las problemáticas que vienen aquejando a la región.

“Esta manifestación masiva del pueblo de Huancayo a Jesús, rey del universo, nos está indicando la grandeza del corazón wanka y yo estoy muy emocionado de ser pastor de una iglesia de Huancayo que siente la urgencia de la paz, de la fraternidad, de la amistad entre nosotros y sobre todo lo que Jesús quería mucho: a los niños”, añadió.

En otro momento, relacionó las celebraciones religiosas que se vienen realizando con las peticiones y sufrimiento de los transportistas y agricultores de la zona que levantaron su voz la semana pasada debido al alza de precios en diversos productos que afectan sus ingresos económicos.

Huancayo hace unos días estaba lleno de violencia, de enemistad (...) Este es el pueblo de Huancayo que quiere la paz, la justicia y que Jesús es el único que puede entender el sufrimiento de los campesinos, de los transportistas y de todos aquellos que quieren vivir con fe este tiempo”, expresó el monseñor.