Iber Maraví dice que si lo interpelan, irá al Congreso

No renuncia. Según el ministro de Trabajo, es falso que él haya participado en actos terroristas. Dice estar dispuesto a responder ante el Parlamento. Maestros del sindicato de Castillo lo apoyan, mientras que Vladimir Cerrón sí apuntaría a sacarlo del gabinete.

Se aferra. Titular de Trabajo asegura que es mentira lo que afirman documentos policiales. Niega confrontación con el jefe del gabinete y anuncia que acepta ser interpelado por el Legislativo. Foto: difusión
Se aferra. Titular de Trabajo asegura que es mentira lo que afirman documentos policiales. Niega confrontación con el jefe del gabinete y anuncia que acepta ser interpelado por el Legislativo. Foto: difusión
David Pereda

El ministro de Trabajo, Iber Maraví, negó las recientes imputaciones sobre él, reiteró que no renunciará al cargo y aseguró que comparecerá ante el Congreso si este decide interpelarlo por las versiones de que participó en actos terroristas en los ochenta. Alega que no tiene ningún juicio ni condena judicial.

“Quiero hacer saber mi absoluta predisposición para poder asistir en el momento que considere pertinente el Congreso de la República que, con las facultades que le confiere la Constitución, puede llamar a cualquier ministro, en este caso mi persona. Yo encantadísimo”, dijo Maraví a la prensa.

Si digo que voy a ir a la interpelación es obvio que no voy a renunciar. Debo aclarar que el hecho de que el premier me pida renunciar y que no lo haga no provoca ninguna confrontación porque son puntos de vista respetuosos que se siguen dentro del marco de la legalidad”, adujo el aún ministro.

“Qué extraño que ahora la ultraderecha pretenda darle credibilidad a personas que, habiendo participado en actos de violencia, han sido duramente criticadas. Qué raro que ahora lo que dicen esos atestados o lo que dice fulano, mengano, desde 1980, 1981, 1982, que han señalado a Iber Maraví, resulta que ahora se han convertido en ángeles de la verdad”, añadió.

Iber Maraví integra el gabinete magisterial del presidente Pedro Castillo. Foto: Antonio Melgarejo/La República

Tensiones

El presidente Pedro Castillo enfrenta tensiones de un sector de sus aliados que quiere que ratifique a Maraví y otro que apunta a su remoción del gabinete.

Maraví es considerado cercano al jefe del Estado por integrar la llamada ‘ala magisterial’. De hecho, apoyó la movilización de maestros que lideró Castillo en el 2017 y fue secretario regional de Ayacucho de la Fenateperú (Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú), sindicato que fundó el hoy mandatario para quitarle dominio al Sutep. Maraví tuvo ese cargo hasta julio último.

El congresista oficialista Edgar Tello, ex secretario regional de Lima de la Fenatep, ha sido uno de los defensores de Maraví.

El secretario general de la Presidencia, Bruno Pacheco, también maestro y sindicalista, mantendría la misma posición.

Maraví, como ministro de Trabajo, dio a la Fenate el reconocimiento oficial que otras gestiones le habían negado.

Vladimir Cerrón, secretario general de Perú Libre, y sus operadores cercanos apuntaron a la salida de Maraví para fortalecerse en el gabinete y debilitar a la facción magisterial de Castillo, según fuentes del Gobierno.

La Fenate formó en abril último el Frente Político Magisterial “para que los maestros puedan participar en política”. Este frente apoyó la candidatura presidencial de Castillo.

Segundo Vásquez, actual secretario general del sindicato, también expresa respaldo a Maraví en la situación que enfrenta.

“Salimos en defensa del Maraví como ciudadano; vamos a salir siempre. No hay prueba. Si lo hubiera, que lo juzgue el Poder Judicial. Es un compañero, nosotros somos leales”, asevera.

Niega que su sindicato tenga algún vínculo con el Movadef. “Fenateperú no es organización política, es gremial. Reúne a maestros y hay hasta fujimoristas. No estamos ligados a ninguna organización política”, dice.

Explica que el Frente Político Magisterial ya es autónomo. Su presidenta, Mery Coila, aparece en planillones del Movadef. Ella ha dicho que fue sobre su legalización, no como adherente, y que luego pidió retirar su firma.

Gremio. Fenate, que fundó Castillo, respalda a Maraví.

A fines de julio reciente, este frente tuvo una reunión en la que acordó formar el Partido Magisterial y Popular (PMP). “Ellos ya tienen vida autónoma”, asegura.

El 3 de agosto, el dirigente Miguel Miranda Purizaga, personero legal del partido en ciernes, solicitó la reserva de denominación ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Miranda fue uno de los visitantes de Castillo en Palacio de Gobierno la noche del 13 de agosto, junto a Vásquez y otros dirigentes de la Fenate. Fueron registrados como trabajadores del Ministerio de Energía.

“Solicitamos reunión con oficio para hablar de educación. Le señalamos al profesor Castillo que es necesario que su política general tenga coincidencias con su política en el Ministerio de Educación”, afirma Vásquez.

Niega que se haya hablado sobre el partido en formación.

IPAE pide cambio de ministros

El Instituto Peruano de Administración de Empresas pidió al Gobierno generar estabilidad. “Rechazamos los valores y actuación del ministro Bellido y solicitamos al presidente Castillo recomponer a la brevedad el gabinete considerando a hombres y mujeres con la experiencia e idoneidad que el cargo exige, en lugar de quienes tienen graves acusaciones”, dice IPAE en comunicado.

“Mientras se mantiene a ministros cuestionados, las necesidades ciudadanas siguen”, añade.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.