VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Fiscal imputa a jefe del CCFFAA haber ocultado robo de combustible

Descargo. Según Jesús Cornejo, abogado del general de división EP César Astudillo, la acusación contra su defendido no tiene fundamento y más bien fue él quien alertó sobre la sustracción de gasolina y petróleo en los grifos del Ejército.

Defensa. El abogado del general César Astudillo afirma que más bien cooperó en el caso. Foto: Luis Jiménez/La República
Defensa. El abogado del general César Astudillo afirma que más bien cooperó en el caso. Foto: Luis Jiménez/La República
Doris Aguirre

El 15 de abril del 2018, el entonces comandante general del Ejército, general César Astudillo, convocó a su despacho con carácter de urgencia al jefe del Servicio de Intendencia del Ejército (SINTE), coronel Juan Gonzales Muñiz. Astudillo estaba mortificado.

“He recibido una Nota de Inteligencia muy grave. ¡Mire! Han filmado y fotografiado al jefe del grifo del COEDE (Comando de Doctrina y Educación del Ejército), al técnico (Javier) Sulca Chate, sacando combustible a la calle para venderlo. ¡Qué está pasando!”, le dijo en tono áspero el general Astudillo al coronel Gonzales.

Fiscalía y agente de la Diviac allanando la casa de Astudillo. Foto: Aldair Mejia/La República

Efectivamente, se trataba de un informe con fotografías del Batallón de Inteligencia del Ejército, entonces a cargo del coronel Luis Flores Alván. Astudillo le dio una copia y le exigió que tome acciones.

El mismo día, a las 9 de la mañana, en una sala del SINTE, en el Cuartel General del Ejército, con el informe de inteligencia en la mano, el coronel Juan Gonzales sostuvo un encuentro con los jefes de los 4 grifos implicados: el técnico Javier Sulca Chate (del COEDE, quien había sido filmado y fotografiado); el técnico Miguel Muñoz Castro (de la Brigada de Fuerzas Especiales); el técnico David Arana Estrabidis (de la Comandancia General del Ejército) y el técnico Efraín Quintana Mayorca (del Fuerte Hoyos Rubio, del Rímac).

“¡Carajo! ¡El Batallón de Inteligencia ha informado al comandante general que se está sustrayendo combustible de los grifos! Han fotografiado al técnico Javier Sulca Chate sacando el combustible del grifo. ¡Aquí están las fotos! ¡Miren, carajo! ¡Tienen que dejar de hacer eso!”, relataron dos de los asistentes en la reunión, ahora convertidos en aspirantes a colaboradores eficaces del fiscal del caso, Hugo Minaya Paulino.

Astudillo estaría involucrado en el caso Gasolinazo- Foto: difusión

Que no se filtre

Terminado el encuentro, el jefe del batallón de Intendencia 511, comandante Javier Palacios Chauca –quien también participó en la reunión–, solicitó al coronel Juan Gonzales que le diera una copia del documento. “El coronel Gonzales le dijo que no estaba autorizado, que no podía hacerlo. Le respondió: ‘No te lo puedo dar porque el general Astudillo no quiere que se filtre el documento’”, señalaron los aspirantes a colaboradores eficaces.

Tres días después, el 18 de abril del 2018, el fiscal Minaya dispuso un operativo en los grifos y otras instalaciones y resultaron detenidos algunos de los efectivos que participaron en la reunión. Por este mismo caso, en un nuevo episodio de la investigación, el martes último el fiscal Hugo Minaya allanó las viviendas de 11 implicados, entre ellos el general Astudillo y otros 4 generales del Ejército.

Testigo. El exjefe del Servicio de Intendencia del Ejército (SINTE), coronel EP Juan Gonzales Muñiz. Foto: difusión

Al general César Astudillo, el fiscal Hugo Minaya no solo imputa supuestamente haber revendido el combustible que se le asignó como comandante general del Ejército. También le atribuye haber encubierto a los efectivos que robaban petróleo y gasolina en los grifos del Ejército. Por intermedio de su abogado Jesús Cornejo, Astudillo rechazó las acusaciones.

“Es absolutamente falso. Cuando se recibió información de un ilícito en el mes de marzo del 2018 relacionado a la sustracción de combustible empleando vehículo civil, inmediatamente se dispuso al coronel jefe del servicio de intendencia (que administraba los grifos) para que tome acción al respecto, ordenándole dé cuenta de las acciones correctivas tomadas”.

“El coronel reunió al personal de griferos el día 15 de abril, disponiendo una investigación; sin embargo, tres días después el 18 de abril, interviene la policía deteniendo al técnico Javier Sulca. La intervención de la policía se dio debido a las coordinaciones que venía realizando el Ejército con la Dirección contra la Corrupción (Dircocor)para la efectividad y rapidez del caso”, indicó el abogado de Astudillo.

El mismo letrado señaló que el fiscal ha recibido información errada sobre los vales de combustible del general Astudillo. “Todo está documentado, nada hay ilegal”, apuntó Jesús Cornejo.

Flores Alván: los ojos y oídos de Astudillo

Según los aspirantes a colaborador eficaz, el 18 de abril del 2018, después de la detención del técnico Javier Sulca Chate por parte de la policía, el jefe del Batallón de Inteligencia, coronel Luis Flores Alván, convocó a su oficina al comandante Javier Palacios Chauca. Flores le dijo a Palacios que Astudillo le encargó que el arresto de Sulca no saliera en la prensa.

“Tú encárgate de los medios escritos que yo me encargaré de la radio y televisión”, le indicó el coronel Flores al comandante Palacios, de acuerdo con lo que han declarado los postulantes a colaborador eficaz ante la fiscalía. “Yo soy los ojos y oídos del general Astudillo”, señaló Flores a Palacios. El abogado de Astudillo rechaza estos hechos.

Incursión. El allanamiento incluyó el despacho de Astudillo en el Comando Conjunto además de su vivienda. Foto: Antonio Melgarejo/La República

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.