Iglesia Católica: “Los gastos superfluos” y el “empleo burocrático” son una burla para la ciudadanía

La Conferencia Episcopal Peruana se pronunció sobre los últimos conflictos nacionales como los escandalosos gastos del Congreso, los paros en el sur del país y los casos de feminicidios.

8 Jun 2018 | 12:52 h

La Iglesia Católica, a través de un comunicado de la Conferencia Episcopal Peruana, expresó su posición sobre los últimos conflictos que sufre el país, tras las decisiones de las autoridades.

En la misiva, la Iglesia señala que las “últimas medidas económicas adoptadas en días pasados”, refiriéndose al alza del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), “que han terminado con la renuncias de los funcionarios responsables, han ocasionado justas reacciones de protesta”.

PUEDES VER Pedro Barreto afirma que el “Congreso está de espaldas a la realidad del Perú”

“No se puede cargar más impuestos a trabajadores que sufren por mejoras económicas, mientras se mantienen empresas exentas del pago de impuesto por décadas y gozan todavía de grandes privilegios”, añade.

De esta manera, invoca a la paz del país “abandonando las políticas que vulneren los derechos de los empobrecidos” y pide a los manifestantes “no dejarse manipular por personas infiltradas que realizan actos violentos”.

Además, la Iglesia Católica apoya las declaraciones del nuevo Cardenal, quien declaró que el “Congreso está de espaldas a la realidad del Perú”. “Los gastos superfluos en ciertas instituciones del Estado” y el “empleo burocrático” son una burla para la ciudadanía y “muestras claramente que muchos de sus miembros viven ajenos a la situación social del país”, recalca.

La Iglesia Católica también se pronuncia sobre los casos de feminicidio y hace énfasis en la muerte de Eyvi Ágreda, por lo que pide “desarrollar una gran campaña educativa que ayude a sacar de nuestra mentalidad el machismo, que viene siendo incentivado incluso en ciertos medios como un modelo de vida”.

Finalmente, reitera su compromiso con los derechos y la dignidad de la mujer, así como de ser “puente para que la una sociedad nueva resurja en el Perú, con respeto, dignidad y ternura”.

Te puede interesar