Serpiente pitón muerde en los genitales a un hombre que estaba sentado en el inodoro

La culebra fue rescatada del retrete por un experto australiano en reptiles. “No fue una tarea fácil. La pitón tenía todos sus músculos en tensión y estaba encajada en la tubería”, indicó la Policía.

El reptil fue identificado como una pitón reticulada albina, una especie no venenosa de serpiente. Foto: Vice
El reptil fue identificado como una pitón reticulada albina, una especie no venenosa de serpiente. Foto: Vice
Mundo LR

Una serpiente pitón de 160 centímetros, que se había colado por las tuberías, mordió este lunes 5 de julio en los genitales a un vecino de la ciudad austríaca de Graz mientras estaba sentado en el inodoro, informan los medios locales.

El hombre, de 65 años, estaba en el váter cuando sintió un “pinchazo” en la entrepierna, según relató a la Policía. Aunque no sufrió heridas graves, fue examinado en un hospital para descartar posibles infecciones.

El reptil ha sido identificado como una pitón reticulada albina, una especie no venenosa de serpiente, que pertenece al vecino de la víctima, un joven de 24 años.

El joven, quien aseguró que no entiende cómo la mascota pudo escapar del terrario donde la tenía, ha sido acusado de un delito de lesiones por negligencia y está a la espera de que se decida si se le quita el animal.

Además, tiene otras diez serpientes no venenosas y un geco, y se cree que la pitón llegó a la casa del vecino a través de las tuberías, explica la agencia APA.

La pitón fue rescatada del inodoro por un experto en reptiles. “No fue una tarea fácil. La pitón tenía todos sus músculos en tensión y estaba encajada en la tubería”, explicó al periódico austríaco Kronen Zeitung.

Los casos documentados sobre personas que encontraron serpientes dentro del inodoro abundan. En muchas situaciones con mordeduras. Tal es el caso de Attaporn Boonmakchuay, un hombre de nacionalidad turca que fue mordido en su miembro viril por una serpiente que salió del inodoro. En 2013, en Israel, otro hombre sufrió exactamente la misma tragedia.

Con información de EFE