Cinco pacientes con COVID-19 fallecen tras la explosión de un respirador mecánico en Rusia

Mundo LR

larepublica_pe

12 May 2020 | 17:50 h
Cinco pacientes con coronavirus murieron tras la explosión de un respirador artificial. Foto: AFP
Cinco pacientes con coronavirus murieron tras la explosión de un respirador artificial. Foto: AFP

Las víctimas se encontraban en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), cuando la máquina estalló, terminando con sus vidas.

En medio de la contingencia por COVID-19 que atraviesan muchos países del mundo, cinco pacientes contagiados con el virus del centro de salud de San Petersburgo, en Rusia, murieron durante un incendio, informó Todo Noticias.

De acuerdo a las primeras indagaciones del caso, el siniestro fue causado por un desperfecto técnico en un ventilador artificial del área de cuidados intensivos.

PUEDES VER Colombia: detienen a hombre que golpeaba a su madre de 83 años mientras la bañaba

Por su parte, el titular de la ciudad de San Petersburgo, Alexandre Beglov, reconoció el despliegue del personal de salud del hospital San Jorge que contuvo la emergencia, impidiendo una tragedia de mayores proporciones.

“Empezaron a evacuar rápidamente a los pacientes a otras plantas (...). Lograron cortar la electricidad y el oxígeno del departamento lo que permitió evitar consecuencias más graves”, manifestó el gobernador, además, precisó que los resultados de la investigación apuntan a un “cortocircuito en los equipos eléctricos”.

Según información conseguida por la agencia Interfax, “el foco del incendio se situó en la ‘zona roja’ de cuidados intensivos” del nosocomio, donde se encuentran los pacientes portadores del nuevo coronavirus.

PUEDES VER Argentina: hombre rapta a su expareja embarazada, pero se queda dormido y es capturado

Asimismo, Pável Danilov, fiscal de la región de Víborg, donde está localizado el centro médico, indicó que cuatro de las víctimas estaban internadas en el mismo cuarto.

Las autoridades policiales dijeron que el fuego comenzó poco después de las 6:00 a. m., en el sexto piso, y fue dominado casi cuatro horas más tarde.

Valeri Strejeletski, director de hospital, señaló que tres de los fallecidos infectados con COVID-19 estaban conectados a respiradores mecánicos, que habían llegado el pasado 1 de mayo.