Acusan a evangélico de intentar incendiar una discoteca gay en Chile

Acusado de iniciar incendio les habría dicho “si no se queman aquí, se quemarán en el infierno y si eso no pasa lo haré yo”.

15 May 2018 | 9:22 h

Acusado de iniciar incendio les habría dicho “si no se queman aquí, se quemarán en el infierno y si eso no pasa lo haré yo”.

Un incendio presuntamente motivado por la homofobia de un  hombre evangélico tuvo lugar en una discoteca lésbica la madrugada del domingo en una pequeña comuna de Chile.

Así lo denunció Jacqueline Ortega , la dueña de la discoteca Frida Kahlo, quien contó a la policía que mientras en el establecimiento unas 70 personas se divertían al promediar las tres y media de la mañana, escucharon una pequeña explosión seguido de llamas, las cuales todos ayudaron a apagar.

PUEDES VER Día de la Madre: artistas exigen que justicia reconozca a mamás lesbianas [VIDEO]

En ese momento notaron que su vecino de al lado se encontraba con un pote de parafina entre las manos, por lo que lo confrontaron.

En un video grabado por una de las víctimas y compartido por el portal Bi Bio se puede ver en un principio al acusado lanzar lo que parece una llamarada desde una ventana hacia otro ambiente  a pesar del airado reclamo de un gentío a las afueras de su casa.

En el transcurso de la grabación puede notarse que lejos de negar las acciones, el hombre los asume y trata de confrontar a las agraviadas. Incluso, una de la denunciante contó que el religioso les habría dicho “si no se queman aquí, se quemarán en el infierno y si eso no pasa lo haré yo”.

El hombre acusado de prender fuego al local lésbico fue identificado como José Cortés Muñoz quien pertenece a la Iglesia Evangélica Vid.

El diario La Discusión recogió la versión de Cortés quien justificó su actuar diciendo que el local suele realizar escándalos, además de no contar con licencia de funcionamiento, los acusó de violentos.

“Los ruidos molestos, la prostitución, el consumo de drogas son cosas de siempre y ya por muchos años. Lo voy a hacer y eso que quede grabado. Ellos también me han agredido muchas veces cuando les he ido a pedir que bajen la música, me han tirado vasos de cerveza en la cara y cosas así, pero ellos son intocables, para ellos hay derechos y justicia, para mí no”, dijo el hombre.

El caso ya se encuentra en manos de la Policía de Investigaciones de Chile, la cual emitirá en las próximas horas un informe a la Fiscalía. El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) de la región ha dicho que buscarán la máxima sanción para el atentado contra la seguridad de personas de su comunidad.

Te puede interesar