Todo sobre el virrey Amat, la Perricholi y su tiempo

28 Ene 2005 | 19:00 h

La colonia española al desnudo. Diez jóvenes investigadores revisan nuestro pasado colonial. El libro "El virrey Amat y su tiempo" presenta a una nueva y empeñosa promoción de historiadores.

ESTUDIO. Presentan nuevo texto sobre Manuel Amat. Fue virrey del Perú entre los años 1761-1776.

Perfil

NOMBRE. Felipe Manuel Cayetano de Amat y Junyet, Planella y Vergós.
NACIMIENTO. Barcelona, marzo de 1707.
VIRREY DEL PERÚ. 1761-1776.
MUERTE. Barcelona, febrero de 1782.


LA COLONIA ESPAÑOLA AL DESNUDO • Diez jóvenes investigadores revisan nuestro pasado colonial.
• El libro “El virrey Amat y su tiempo” presenta a una nueva y empeñosa promoción de historiadores.

Javier Ágreda.

Hacia inicios del siglo XVIII se produjeron grandes cambios en España. Pasado el llamado Siglo de Oro, el Imperio comenzó a perder sus posesiones en Italia y los Países Bajos, a la vez que la nueva dinastía borbónica convirtió a la monarquía en un “despotismo ilustrado”. En el Virreinato del Perú esa ola de cambios alcanzó su punto decisivo durante el gobierno del virrey Manuel Amat (1761-1776). A ese periodo está dedicado El virrey Amat y su tiempo (PUC, 2004), libro que reúne trabajos de diez jóvenes investigadores y constituye una interesante carta de presentación de una nueva generación de historiadores peruanos.

Asesorados por los catedráticos Joseph Dager Alva (PUC e Instituto Riva Agüero) y Carlos Pardo-Figueroa Thays (universidades de Lima y Ricardo Palma), los estudiosos inician su trabajo con la propia vida de Manuel Amat y Junyet (1707-1782).

De origen noble

Ernesto Rodríguez aborda ‘Los años iniciales en la península’, resaltando el origen noble de Amat y su exitosa carrera militar, en la que alcanzó el grado de brigadier general. En 1755, Amat fue nombrado presidente de la Capitanía de Chile (entonces dependiente del Virreinato del Perú), etapa de la que se ocupa Joana Cervilla en ‘La presidencia en Chile, entre la élite local y la guerra del Arauco’.

Seis años permanecería Amat en Chile, hasta su nombramiento como virrey del Perú en 1761. Fue el tercer militar consecutivo elegido para tan alto cargo (los anteriores virreyes fueron juristas y cortesanos), un dato que habla de los esfuerzos de la corona por reforzar el control político y administrativo sobre sus colonias americanas. Por ello, resultaban inevitables los conflictos con los grupos de poder local, como muestra el ensayo de Jorge Lossio y especialmente el de José Nicolás Flores Arroyo (‘El virrey y la oposición. Una historia política’), que pasa revista a las disputas y juicios entre Amat y Pedro del Bravo Ribero, decano de la poderosa Audiencia de Lima.

Más cerca de los estudios culturales de tanta vigencia hoy en el ámbito académico, ‘La educación y el inicio de un nuevo tiempo’ de Erick Devoto Bazán es una aproximación al “mundo intelectual peruano de fines del siglo XVIII”. Devoto hace un documentado recuento de los cambios que entonces se dieron en la constitución y en el funcionamiento de la U. de San Marcos, el Real Colegio de San Felipe, el Convictorio de San Carlos y otras instituciones. Cambios relacionados en gran medida con la expulsión de los jesuitas de América, uno de los sucesos más gravitantes de la época, analizado en detalle por Leticia Quiñones en ‘La reforma de la iglesia del Perú a fines del siglo XVIII’.

En esta perspectiva cultural están los estudios más valiosos del libro. A los ya mencionados se suma ‘Reformas en la policía de Lima desde el Superior Gobierno’, en el que José Flores Arroyo apela a los múltiples significados de la palabra “policía” para descubrir la vida cotidiana en la Lima de Amat: la seguridad urbana, el abastecimiento de agua y pan, el aseo y ornato de la ciudad. Menos extenso, pero en la misma línea, ‘El discreto encanto de la milicia. Ejército y sociedad en el Perú borbónico” de José F. Ragas estudia la conformación social de una milicia que enfrentó con éxito importantes levantamientos indígenas.

La Perricholi

Tratándose de Amat, no podía faltar un texto sobre su famosa amante, la actriz Micaela Villegas, ‘La Perricholi’. Lucía Aragón se acerca al personaje en ‘El teatro, los negocios, los amores...’ pero más que nada para resaltar la historia “de la mujer pionera que alcanza el éxito económico y el triunfo personal”, algo poco usual para una actriz en aquella época. En suma, El virrey Amat y su tiempo es un buen libro, una lectura diferente y renovada de los 15 años que duró el gobierno de Amat en el Perú. Además de un testimonio de que, al menos en el campo de la investigación histórica, se está llevando a cabo –sin escándalos ni sobresaltos– la siempre necesaria renovación generacional.

Te puede interesar