VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo AHORA - Perú declarará alerta por viruela del mono desde el 20 de mayo ante aumento de casos en el mundo

Inland Energy reclama US$ 289 millones por cancelación de Majes II

Sin agua. Empresa obtuvo concesión para hidroeléctrica de Lluclla que iba a funcionar con aguas derivadas a la irrigación.

Efecto dominó. Cancelación de obras hidráulicas en Majes II afecta a hidroeléctrica de Lluclla. Foto: difusión
Efecto dominó. Cancelación de obras hidráulicas en Majes II afecta a hidroeléctrica de Lluclla. Foto: difusión
Juan Carlos Soto

A las 14.48 horas de ayer ingresó a la mesa virtual del Gobierno Regional de Arequipa (GRA) otra bomba de tiempo, activada por la eventual cancelación del contrato del proyecto Majes II. Se trata de una carta firmada por la compañía Inland Energy que plantea trato directo. Este procedimiento busca resolver la controversia originada “por el incumplimiento de las obligaciones del GRA que debía suministrar el agua de Majes II” para el desarrollo del componente energético. Inland Energy pertenece a Luz del Sur. Esta compañía, en 2018, obtuvo la concesión para construir la central hidroeléctrica de Lluclla en la sierra de Arequipa. La concesión ahora está en manos de Inland.

Lluclla iba a producir 300 megavatios con los más de 30 metros cúbicos que irrigarán las pampas de Majes y Siguas. Así está establecido en el contrato suscrito con el Gobierno arequipeño. “Inland rechaza enérgicamente los incumplimientos del GRA e inicia el presente trato directo para salvaguardar sus derechos”, precisa la misiva, también copiada al Ministerio de Economía y Finanzas. Advierten que sin componente irrigacional es imposible desarrollar su proyecto de hidroeléctrica. Según el documento ya tienen permisos ambientales, arqueológicos y certificaciones listas del Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional.

PUEDES VER: Arequipa: Majes Siguas II podría aún salvarse de la caducidad del contrato

La compañía asegura haber entregado una carta fianza al Ministerio de Energía y Minas, como garantía para ejecutar la obra en los plazos previstos. Temen que, de no llevarse a cabo la obra, la fianza podría ejecutarse. También afirman que la indefinición sobre el destino de la obra originó el alejamiento de varios contratistas. “Inland hizo las actividades preparatorias para la construcción de la hidroeléctrica y efectúa la estructuración financiera para comenzar la construcción”, se precisa. En el texto se acusa al GRA de que, de manera injustificada, ha impedido la concretización de la infraestructura mayor de riego con la no firma de la adenda 13.

El proyecto Majes Siguas II está detenido porque no se firma la adenda 13. Foto: difusión

Qué reclaman

Ante el incumplimiento, la generadora eléctrica demanda una solución a la paralización de las obras hidráulicas.

Sin embargo, si no prospera esta salida, demandan el pago del daño emergente que asciende a US$ 9 millones. Este concepto corresponde a restitución de pagos e inversiones que ya efectuaron para Lluclla. Además, US$ 280 millones por lucro cesante, lo que dejará de percibir la compañía de quedar trunca la generadora de electricidad.

PUEDES VER: Martínez: concesionarias de hidroeléctricas demandarán si se cae Majes Siguas II

Mile Cacic, representante de Inland Energy, recuerda la cláusula 19.5 del contrato: De no arribarse a un consenso en el trato directo, el siguiente camino será un arbitraje internacional administrado por el International Centre for Dispute Resolution, que es la División Internacional de la Asociación Americana de Arbitraje, de Estados Unidos de América.

Beneficios perdidos

La inversión en Lluclla asciende a US$ 500 millones. La concesionaria informa que sin componente eléctrico se dejan de crear 3.000 puestos de trabajo directos e indirectos. El GRA tampoco percibirá US$ 8,5 millones al año, tarifa por el uso del agua, US$ 11 millones anuales de impuesto a la renta, del cual el 50% vuelve a Arequipa en canon energético.