El Perú retrocedería 6 años de lucha contra el hambre

Impacto COVID-19. Tras una mejora en el último reporte del Índice Global del Hambre, el país regresaría a niveles del 2014. Las regiones de la sierra y selva serían las más afectadas.

Loreto, Ucayali, Cusco, Huánuco, Puno y Cajamarca pasarían de un estado de hambre ‘moderado’ a ‘serio’. Foto: Antonio Melgarejo / La República
Loreto, Ucayali, Cusco, Huánuco, Puno y Cajamarca pasarían de un estado de hambre ‘moderado’ a ‘serio’. Foto: Antonio Melgarejo / La República
Luz Alarcón

En el 2019, Perú redujo su Índice Global del Hambre (IGH) de 8,8 a 7,3, logrando subir una posición en el ranking de clasificación a nivel mundial, según el último reporte presentado por las organizaciones miembros de la red Alliance2015.

Y es que ocho regiones mejoraron sus indicadores, pasando de un estado de hambre ‘serio’ a ‘moderado’. Solo Huancavelica se mantuvo en un índice ‘serio’ con 20,9 puntos, siendo la región con mayor gravedad de hambre en el país (ver infografía).

Sin embargo, estas mejoras se verían estancadas. Ya que debido a los impactos de la pandemia, Perú retrocedería entre 2 y 6 años de lucha contra el hambre. Las regiones de la sierra y selva serán las más impactadas.

“Si bien estamos observando una evolución positiva de la reducción del índice global del hambre a distintos niveles, la crisis sanitaria por el Covid-19 repercutió en diversos aspectos de bienestar de la población”, precisó Binolia Porcel, representante de Helvetas Perú.

Para medir este efecto, se realizaron tres simulaciones. Y el escenario más probable, según Porcel, es el de impacto moderado, el IGH se elevaría a 16,7, lo que coincide con el año 2014. De ser así, Loreto, Ucayali, Cusco, Huánuco, Puno y Cajamarca pasarían de un estado de hambre ‘moderado’ a ‘serio’.

A nivel urbano, el autoempleo y la economía del día a día se vieron paralizados desde la cuarentena, lo que generó una ruptura en los circuitos de empleo e ingresos que vulneran la seguridad alimentaria de las personas. Es así que el índice superaría los 15 puntos, un retroceso a nivel del 2010. Mientras que en la zona rural el impacto sería menor, pero los retrocesos se darían a niveles del 2018.

Claves

Brecha. El Índice Global del Hambre a nivel urbano se situó en 13,3 puntos; mientras que a nivel rural, en 18,9.

Nivel bajo. Solo cuatro regiones en el país: Lambayeque, Ica, Moquegua y Tacna tienen un índice bajo de hambre.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.