Cada vez son más las empresas que se acogen al régimen Mype Tributario

Reformas. Entre enero y julio del 2018 se recaudaron S/ 731 millones 2 mil, un 78,4% más frente a similar periodo del 2017, cuando sumó S/ 406 millones 400 mil.

Reformas. Entre enero y julio del 2018 se recaudaron S/ 731 millones 2 mil, un 78,4% más frente a similar periodo del 2017, cuando sumó S/ 406 millones 400 mil.

El ministro de Economía, Carlos Oliva, anunció a La República que buscará eliminar algunos regímenes para que sea más fácil el cumplimiento tributario como parte de una reforma. Pero, ¿cómo han afectado estos regímenes en la recaudación de impuestos al Estado?

Según el informe "El Perú hacia la OCDE, la agenda pendiente para la política tributaria 2018 - 2021", elaborado por el economista Luis Alberto Arias Minaya para el Grupo de Justicia Fiscal, durante los últimos años se incrementó de manera considerable la cantidad de empresas que se acogieron a regímenes tributarios especiales que permiten menores pagos de impuestos.

Si en el 2015 el 68% de las empresas pertenecía a algún régimen simplificado, en el 2016 el porcentaje aumentó hasta el 70%. Sin embargo, en ese mismo año, el exministro de Economía Alfredo Thorne creó el Régimen Mype Tributario (RMYPE), con lo cual la cantidad de empresas acogidas a un régimen simplificado se disparó a 89% en el 2017.

Régimen Mype

A consecuencia de la aparición del RMYPE, la cantidad de empresas que tributaban a través del régimen general cayó de manera considerable (ver infografía). Según el propio informe citado, en un inicio fueron más de 400 mil empresas las que se trasladaron. Sin embargo, este régimen, que permite pagar 10% de IR a quienes facturen hasta S/ 7 millones, ha degenerado en otro problema.

"Los contribuyentes, al saber que existen más beneficios en el RMYPE, lo que hacen es atomizar sus operaciones. Sabiendo que va a tener un régimen más beneficioso, en lugar de tener una empresa, tienen cuatro, cinco o diez empresas para pagar menos impuestos", explica el tributarista David Bravo.

Según Sunat, entre enero y julio del 2017 se recaudaron S/ 406 millones 4 mil de impuestos a través de este régimen. Esta cifra se incrementó en un 78,4% para el mismo periodo del año 2018 y se recaudaron S/ 731 millones 2 mil, lo cual revela un incremento de empresas que se acogen a este régimen para pagar menos impuestos.

"El régimen en sí mismo no es malo. Sin embargo, se pueden hacer ajustes para que donde exista una presunción de atomización, se evite que se acojan empresas que no tendrían derecho a acogerse", considera Bravo.

Sin embargo, para Epifanio Baca, economista del Grupo Propuesta Ciudadana, este régimen merece eliminarse dado que fue un error de política tributaria del gobierno de PPK.

"Yo soy partidario de su eliminación. A juzgar por los resultados, han sido contraproducentes: No generó un incentivo a la formalización sino el fraccionamiento de empresas. Por el contrario, ha generado una disminución en los ingresos fiscales. Eso es clarísimo", comenta.

Por su parte, el tributarista Jorge Picón considera que si bien se trata de un régimen mal diseñado, el problema de fondo es la baja fiscalización de Sunat.

"Tenemos un país en el que el informal vive más tranquilo que el formal. En el Perú la informalidad supera el 70%. La labor de Sunat es casi absurda, no crea ninguna percepción de riesgo para el informal", dijo.

Claves

- Los regímenes simplificados para pequeños contribuyentes existen en casi todos los países de América Latina y está justificado para propiciar la formalidad, una menor evasión y elevar la productividad de las pequeñas empresas.

- El tope del Régimen Único Simplificado (RUS) fue modificado en el año 2017.

Te puede interesar