Bebé que nació a las 21 semanas sobrevive con menos del 1% de posibilidades

Según Guinness World Records, Curtis Means es el bebé más prematuro en sobrevivir a su condición. Al nacer pesaba 420 g, parecido a un balón de fútbol.

Derecha: Michelle Butler posa alegremente junto a Curtis . Izquierda: El Dr. Brian Sims y Curtis durante su estadía en la RNICU. Foto: composición LR / UAB / Andrea Mabry
Derecha: Michelle Butler posa alegremente junto a Curtis . Izquierda: El Dr. Brian Sims y Curtis durante su estadía en la RNICU. Foto: composición LR / UAB / Andrea Mabry
Ciencia LR

El proceso de embarazo de Michelle “Chelly” Butler parecía desarrollarse dentro de las medidas correctas. Sin embargo, su gestación se complicó y tuvieron que trasladarla a la Universidad de Alabama en Birmingham (UAB). Allí, en la Unidad Regional de Cuidados Intensivos Neonatales (RNICU), el 5 de julio de 2020, nació Curtis Means, a las 21 semanas y 1 día, con menos del 1% de posibilidades de alejarse de la muerte. Gracias a esa acción rápida, conoceríamos al bebé más prematuro del mundo en sobrevivir.

Según la web oficial del récord mundial Guinness, Curtis Means pesaba 420 g al nacer, como un balón de fútbol. Él superó su tratamiento ante la sorpresa generalizada del personal médico, aunque para conseguirlo tuvieron que vigilarlo las 24 horas del día a lo largo de muchos meses.

Sin embargo, C’Asya Means, hermana gemela de Curtis, no tuvo la misma suerte, y falleció un día después de su nacimiento. Los terapeutas respiratorios le habían conectado a ventiladores para que reciba oxígeno, a pesar de su pronóstico nada alentador.

PUEDES VER: Superficie de la Luna tiene oxígeno para mantener vivos a millones durante 100.000 años

Brian Sims, profesor de Pediatría en la División de Neonatología de la UAB, era el médico de guardia cuando llegó Butler, de acuerdo al comunicado subido a la página de dicha universidad, el 10 de noviembre de este año. “Por lo general, recomendamos una atención compasiva en situaciones de partos extremadamente prematuros”, dijo.

Izquierda: Michelle Butler le da a Curtis cuidado piel con piel como una forma de ayudar a su desarrollo. Derecha: Dr. Brian Sims y Curtis durante su estadía en la RNICU. Foto: UAB

“Nunca hemos podido traer un bebé tan pequeño a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, así que (Curtis) fue literalmente el primero de su tipo”, prosiguió narrando Sims. “Estábamos en territorio inexplorado“.

Tal como cuenta el comunicado de hospital de la UAB, durante nueve meses, tras su parto prematuro, terapeutas del habla ayudaron a Curtis a usar la boca y aprender a comer; mientras las enfermeras controlaban sus signos vitales para calmarlo en las horas de sueño.

Curtis y su madre regresaron al hospital UAB para reunirse con Sims y Travers por el récord mundial. Foto: Andrea Mabry / Guinness World Record

PUEDES VER: ¿Adiós a la teoría del Big Bang?: el universo pudo haber existido siempre

La colaboración Colm Travers, profesor asistente de la División de Neonatología, también fue clave en la recuperación de Curtis. Cuando se sorprendió por la tenacidad del bebé prematuro, al verlo por primera vez, supo que necesitaba de más cuidados especiales.

El equipo de la RNICU activó inmediatamente el Programa Golden Week, “un esfuerzo multidisciplinario que incluye orientación clínica sobre soporte respiratorio, termorregulación, nutrición y manejo de líquidos, prevención de infecciones y estado neurológico”.

Curtis y su madre sonriendo luego de haber superado todo un calvario. Foto: Andrea Mabry / UAB

El 6 de abril de 2021, a 275 días de estar internado por parto prematuro, Curtis fue dado de alta. “Poder llevar finalmente a Curtis a casa y sorprender a mis hijos mayores con su hermano menor es un momento que siempre recordaré”, expresó su madre.

Transcurrieron seis meses después de que lo llevaran a casa para que el personal médico del hospital se reuniera con Michelle Butler: le entregaron un certificado del récord mundial Guinness. Ahora, el valiente Curtis disfruta mejor de la compañía de sus hermanos y seres queridos.