Presidente de rondas de La Libertad asegura que no tolerará politización de paro regional

Asesor de bases ronderas, Lenin bazán, postula al Gobierno regional con su movimiento País.

Pablo Haro dijo que las rondas actúan en un escenario social y no politizado. Foto: Cortesía
Pablo Haro dijo que las rondas actúan en un escenario social y no politizado. Foto: Cortesía
Wilson  Aranda

El presidente de la Central Única Regional de Rondas Campesinas de La Libertad (Cunarc-LL), Pablo Haro Quispe, fue enfático al señalar que los ronderos no permitirán que su lucha reivindicativa sea politizada o usada por algún postulante al Gobierno regional o a cualquier municipalidad. Ello en referencia al excongresista Lenin Bazán Villanueva, quien es asesor de las rondas y precandidato al sillón regional por su propio movimiento regional: País.

“Desde un inicio hemos deslindado con la politización (del paro regional), con todo vínculo de politiquería. La política de la ronda es luchar para los intereses del pueblo, la ronda no lucha para un interés partidario. Deslindamos de todo candidato, así sea de movimiento regional, no estamos apoyando a ninguno. Y lo decimos con mayúsculas, para que se pueda entender: el señor Lenin Bazán cumple una tarea de asesor legal de las rondas desde años atrás”, remarcó Haro Quispe.

Lenin Bazán es asesor de las rondas y precandidato a la Región. Foto: Cortesía

El dirigente explicó que algunas bases ronderas de distritos y provincias le hacen consultas, pero la organización rondera no le está promoviendo su campaña política.

PUEDES VER Trujillo: mirador turístico en cerro El Presidio tiene 53% de avance

“En ningún momento se le ha permitido y nunca voy a permitir, en calidad de presidente regional de las rondas, que pretenda promover su candidatura. Si los dirigentes de las rondas consideran que lo más saludable es que Lenin Bazán dé un paso al costado mientras se dé el proceso de las mesas de diálogo, lo darán a conocer”, puntualizó Pablo Haro.

Añadió que personalmente le ha dicho a Bazán que este es un escenario netamente social, gremial y no político.