VIRUELA DEL MONO - ¿Qué se sabe sobre el virus tras detectarse el primer caso en Perú?

Playas en Lima y otras provincias en nivel muy alto reabren desde 1 de junio

Pese al último reporte de más de 180.000 fallecidos por COVID-19, el Gobierno dispuso la apertura en ciertas provincias con un descenso en sus cifras hasta el 20 de junio.

Uso de playas fue prohibido a nivel nacional a fines del 2020. Foto: Marco Cotrina/La República
Uso de playas fue prohibido a nivel nacional a fines del 2020. Foto: Marco Cotrina/La República
Sociedad LR

El Gobierno dispuso que en las regiones con un nivel de alerta muy alto se permitirá el acceso a las personas a las playas desde el 1 de junio hasta el 20 de ese mes. Así se autoriza de acuerdo al actual Decreto Supremo 105-2021 que se publicó en el diario oficial El Peruano.

Las costas de Tumbes, Piura, Lambayeque, Áncash, Lima y Callao, Ica, Moquegua y Tacna tendrán sus costas abiertas para el público. En el caso de la Libertad y Arequipa, las provincias de Chepén e Islay aún no podrán al estar en alerta extrema.

Pese al último reporte de fallecidos que asciende a 180.000, el Ejecutivo mantuvo su disposición. Ante ello, el subgerente de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Miraflores, Raúl Ramos, mencionó que se está alistando un protocolo para que se mantengan los cuidados de bioseguridad.

“Son cinco kilómetros de playas en Miraflores. Se ha dispuesto (desde la Municipalidad de Miraflores) que se implemente la brigada de playas, compuestas por 75 personas entre personal de serenazgo, fiscalización y Defensa Civil que permanentemente estarán vigilando”, dijo en La República.

Lazy loaded component

Asimismo, pidió a la ciudadanía que cumpla con las condiciones dispuestas desde el Ejecutivo. “Exhortamos que se salvaguarde la limpieza. No está permitido tomar bebidas alcohólicas y consumo de alimentos dentro de las playas. Caso contrario, se iniciará un proceso sancionador”, indicó.

A inicios de mayo, el Gobierno anunció el comienzo de un plan piloto de apertura de playas en el departamento de Tumbes, a fin de identificar las medidas que se requieren para que la población pueda volver a utilizar estos espacios públicos.