Familia del ‘monstruo de Andahuaylas’: ‘’Eso no se puede perdonar’’ [VIDEO]

El padre de Michael Oscco Quispe confirmó que su hijo estuvo preso por la violación de otro menor de nueve años en el 2013, también registrado Andahuaylas, Apurímac

El padre de Michael Oscco Quispe confirmó que su hijo estuvo preso por la violación de otro menor de nueve años en el 2013, también registrado Andahuaylas, Apurímac

La violación y asesinato de dos niñas de 10 y 11 años en Andahuaylas, Apurímac, ha indignado y conmocionado a todo el país. El padre y hermano del asesino confeso, Michael Oscco Quispe, se han pronunciado por primera vez desde lo ocurrido. 

Washington Oscco afirmó que ‘’eso no se puede perdonar’’, haciendo referencia a los crímenes perpetrados por el exmilitar. ‘’No se notaba así, pues. Era normal, humilde, callado’’, agregó el hermano del ‘monstruo de Andahuaylas’. 

Asimismo, el progenitor del sujeto, por quien la Fiscalía ha pedido 18 meses de prisión preventiva, confirmó que su hijo fue sentenciado a seis años de internamiento en el Centro Juvenil Marcavalle, el cual queda ubicado en la ciudad del Cusco, tras haber violado a un menor de nueve años de edad en el 2013. En ese entonces el asesino confeso era un adolescente. 

Debido a su mala conducta, llegó a ser trasladado al Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, conocido como ‘Maranguita’.  Él salió en libertad el 25 de marzo de este año y semanas después atacó a las dos niñas. 

El padre también dijo que su hijo se solía juntar con gente ‘’mala’’ y que su madre lo dejó cuando tenía seis años. En la habitación del ‘monstruo de Andahuaylas’ él encontró prendas de vestir de mujeres y hombres que no le pertenecían al exmilitar. 

Por su parte, Washington Oscco está seguro que su hermano no actuó solo, sino con un cómplice, tal como lo manifestó cuando fue detenido. ‘’Él solo no creo que haya hecho eso. Siempre hablaba de un nombre Quispe Ruiz’’, indicó. Ellos se habrían conocido mientras estuvieron internados en Cusco. 
 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO