Exmilitares, expolicías y paramilitares venezolanos ingresaron al Perú

Venezolanos serían asesinos a sangre fría que buscan ingresar a las mafias peruanas. Migraciones botó a 180 extranjeros.

8 Ago 2018 | 8:24 h

Venezolanos serían asesinos a sangre fría que buscan ingresar a las mafias peruanas. Migraciones botó a 180 extranjeros.

Exmilitares, expolicías y paramilitares venezolanos que sirvieron bajo las órdenes de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, se encontrarían en territorio peruano con el único fin de cometer una serie de ilícitos penales en las principales ciudades del país.

Informes de la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior (Diremin) revelan que la mayoría son hombres y mujeres que cometieron atroces asesinatos ordenados por el mandatario venezolano, y que al sentirse desprotegidos por su gobierno decidieron migrar hacia los países fronterizos y otros de América del sur como refugiados para iniciar una nueva vida, pero no desligada de la delincuencia.

PUEDES VER  Tumbes: Migraciones inició deportación de extranjeros implicados en delitos

Los malandrines, en su mayoría sanguinarios asesinos como los detenidos la semana pasada en Lima cuando pretendían asaltar un banco en el centro comercial Plaza Norte, buscan ofrecer sus servicios como sicarios o como guardaespaldas de los líderes de las diferentes mafias que operan hoy en día en el Perú.

 Cuentan que algunos ya habrían ingresado a las filas de las mafias de narcotraficantes, por lo que estarían ganando miles de soles.

Otros que no han tenido buena fortuna se han injertado en bandas de delincuentes que tienen como objetivo las entidades bancarias.

En el informe de inteligencia del Mininter se conoce que los delincuentes que han llegado al Perú son en su mayoría paramilitares que atacaban y asesinaban a los que salían a protestar contra el régimen de Maduro. Incluso buscaban a los líderes comunales y los asesinaban cruelmente y, como se ve en los videos, hasta los decapitaban y exhibían sus cabezas como un trofeo de guerra.

La alerta la dio la captura de un venezolano que asaltó a un empresario en la provincia cajamarquina de Jaén, quien tenía en su haber una orden de captura internacional.

El hampón habría revelado que más de sus secuaces, violentos y despiadados como él, ya están operando en el Perú, especialmente en Lima asaltando bancos y como sicarios. 

CLAVE

La Superintendencia Nacional de Migraciones dispuso la expulsión del país de 180 extranjeros, en su mayoría venezolanos que infringieron las leyes peruanas en casi todas sus modalidades. Muchos de ellos fueron detenidos cometiendo ilícitos penales.

Te puede interesar