LO ÚLTIMO - Viviendas de Mala y Lima metropolitana colapsaron tras sismo de magnitud 6.0

Nuevas pruebas acusan a Forza

Plataforma_glr

La duda sobre quién dirigía realmente la operación de "reglaje" al padre Marco Arana y a los líderes ambientalistas de Cajamarca la ha despejado un "manual de códigos e indicativos" de la misma empresa Forza que presta seguridad a la Minera Yanacocha. El documento se titula "Forza S.A. Seguridad privada. Grupo Europa, 1997".

• Documento de la propia empresa de seguridad demuestra que gerente de Operaciones de Forza monitoreó espionaje al padre Marco Arana.

Por: Edmundo Cruz., Unidad de Investigación

"PATO". Indicativo de Aldo Schwarz Cossu, gerente de operaciones de Forza S.A. La duda sobre quién dirigía realmente la operación de "reglaje" al padre Marco Arana y a los líderes ambientalistas de Cajamarca la ha despejado un "manual de códigos e indicativos" de la misma empresa Forza que presta seguridad a la Minera Yanacocha. El documento se titula "Forza S.A. Seguridad privada. Grupo Europa, 1997".

Dicho manual ha permitido identificar al personaje denominado "PATO", al que expresamente respondían todos los informes incautados a los espías, pero hasta ahora nadie podía afirmar a ciencia cierta de quién se trataba.

Ahora es posible sostener sin lugar a dudas que "PATO" es el indicativo del gerente de operaciones de la empresa de seguridad Forza, Aldo Schwarz Cossu. Pues con ese seudónimo es identificado en la página 2 titulada "Indicativos personal Forza" del mencionado documento interno reservado del cual este diario obtuvo un ejemplar.

Manual

Desde que La República revelara el denominado "Operativo El Diablo", en su edición del domingo 3 de diciembre pasado, los ejecutivos de Forza negaron categóricamente cualquier tipo de vinculación con los agentes de la empresa C & G Investigaciones y su promotor el capitán PNP (r) César Cáceres Garrido.

Este personaje es el único que ha asumido la responsabilidad de la operación una vez que fuera descubierta. Alegó que la misión le había sido encargada por un medio de comunicación limeño. Coartada que le ha permitido ocultar ante las autoridades y ante la prensa la identidad de los verdaderos responsables.

En todos los informes de observación, vigilancia y seguimiento (denominados OVISE) requisados a los agentes de C & G Investigaciones, "PATO" figura como el jefe que ordena el "reglaje" y al cual se reportan diariamente sus resultados.

Uno de esos informes comienza así: "El lunes 28 de agosto año 2006 se continuó con el servicio en el INFIERNO (indicativo que los agentes asignaron a la ONG Grufides), a fin de desarrollar la Operación DIABLO, conforme a las disposiciones establecidas por PATO", se enfatizaba.

Un encabezamiento idéntico con invariable referencia al tal "PATO" se lee en todos los documentos de ese tipo encontrados en el centro de operaciones que C & G Investigaciones montó en Cajamarca.

En la misma página 2 del manual de códigos e indicativos figuran los seudónimos de 43 altos ejecutivos de Forza, encabezados por Wilson Gómez Barrios, apodado "KING".

Quién es aldo schwarz

Haga click para ampliar la imagen De 54 años, es fundador y uno de los principales accionistas y ejecutivos de Forza, constituida en un 90 por ciento por personal retirado de la Armada Peruana.

Oficial de Marina de la promoción 1969, especializado en inteligencia. Su primer punto de destino fue el BAP Bolognesi y el último lugar donde prestó servicios fue la jefatura de estado mayor de su instituto.

Salió al retiro a fines de 1992 con el grado de capitán de fragata para entregarse de lleno a las actividad de seguridad en la empresa Forza conjuntamente con otros oficiales de la Armada de su generación.

Es presidente del capítulo 222 Perú de la American Society Ford Industrial Security, en donde cursó estudios de alta dirección en seguridad. También tiene un postgrado en economía.

A comienzos de diciembre último, antes de que sacáramos a luz el Operativo El Diablo, Aldo Schwarz aceptó conversar con La República. Le preguntamos por qué su nombre aparecía en un recibo de pago a un agente de C & G Investigaciones.

"Para mí es la primera noticia. No sabía que existía esa empresa", afirmó. También negó conocer a César Cáceres, el promotor de C & G Investigaciones que espió al padre Marco Arana.

En aquella oportunidad, Wilson Gómez-Barrios, principal accionista de Forza, hizo lo propio en Canal N y en CPN Radio. Sobre C & G Investigaciones dijo: "Para nada. No tenemos ninguna relación con esa empresa", aseguró.

Pero ahora, el manual de códigos e indicativos de la propia empresa que Gómez-Barrios y Aldo Schwarz dirigen los refuta categóricamente.

Ayer, Schwarz se excusó cortésmente de prestar más declaraciones.

Lo que no vio el fiscal

Sobre la conexión de Forza con el Operativo El Diablo, La República ha venido aportando evidencias concretas, pero ninguna de ellas ha sido considerada por el fiscal de Cajamarca Fredy Gómez Malpartida, que hace una semana decidió archivar la denuncia de la ONG Grufides.

Un grupo de correos electró-nicos cursados entre C & G Investigaciones y la secretaria de Aldo Schwarz mostró que esta Forza S.A. pagaba los pasajes aéreos de los agentes dedicados a espiar a los líderes ambientalistas. Lo
hacía a través de la agencia de turismo B'Safe Travel S.A. El fis-cal Gómez Malpartida se dio por no informado.

La misma suerte siguió otro correo en el que el licenciado Alberto Bodero, jefe de Servicios Eventuales de Forza, recomendaba a César Cáceres Garrido, de C & G Investigaciones, en estos términos: "Es un investigador que viene trabajando con Forza alrededor de ocho años. Es de confianza y efectivo", recalcó Bodero.

En otro email, Cáceres co-menta a uno de sus agentes: "Estoy en la mina (Yanacocha) y de-bo estar bajando el día viernes en la tarde". ¿Qué hacía en la mina el promotor de C & G Investigaciones?

(*) Colaboración de Elizabeth Prado.

Datos

FORZA S.A. Es la mayor empresa de seguridad del país. Fue fundada el 4 de marzo de 1991 teniendo como mayor accionista a Rafael Quevedo Flores. Luego fue desplazado por Wilson Gómez Barrios.

FACTURACIÓN. El año pasado registró 18 millones de dólares. Tiene suscritos 120 contratos a nivel nacional con empresas de la gran minería, las telecomunicaciones y la banca. Su cliente mayor es Minera Yanacocha.


Sí usan armas de guerra

LA LEY DICE. Las ar-mas de guerra son de uso exclusivo de las Fuerzas Ar-madas, Policía Nacional y Servicios de Seguridad Públicos (DS 022-98-PC, 28 de mayo de 1998).

CALIBRE. Se conside-ran armas de guerra las pistiolas semiautomáticas calibre 9 mm Parabellum, Luger o de mayor calibre y sus equivalencias.

SIN EMBARGO. El primero de febrero de 1997, el resguardo de Forza, Gustavo Rojas Moreno, comunicó la pérdida de su arma ocurrida durante un asalto. Dijo: "El armamento sustraído pertenece a la Compañía Forza S.A., pistola Beretta 9 mm. PB, número DO7825Z".

OTRO PRUEBA. El 31 de diciembre del 2003, Forza solicitó a Dicscamec licencia para el uso de cinco pistolas Beretta 9-PB, consideradas armas de guerra. Sus números: D-34531-Z, E-25670-Z, E-47656-Z, E-18131-Z, E-42120-Z. La solicitud la firma Luis Miñano Luzuriaga, gerente de administración y finanzas.