Lideresa de Fuerza Popular cumple por segunda vez una prisión preventiva por los presuntos falsos aportes a su campaña presidencial del 2016. Foto: La República.
Lideresa de Fuerza Popular cumple por segunda vez una prisión preventiva por los presuntos falsos aportes a su campaña presidencial del 2016. Foto: La República.

Los cócteles de Keiko: ¿qué eran y por qué los investiga la Fiscalía?

Las claves para entender el caso que investiga el fiscal José Domingo Pérez y que ha llevado a la lideresa de Fuerza Popular dos veces a prisión preventiva.

Política LR
09 Feb 2020 | 11:21 h

Keiko Fujimori, presidenta de Fuerza Popular, cumple a la fecha una segunda orden de prisión preventiva por un caso que comenzó a investigarse en el 2016: los cócteles que su partido organizó para financiar su campaña presidencial de ese año.

Sin embargo, ¿qué fueron los cócteles de Keiko Fujimori? ¿Por qué la comprometen con la Justicia? ¿Cometió algún delito con ellos? ¿Qué relación tienen con Odebrecht y otras empresas, como las del Club de la Construcción? Todas estas son interrogantes que el devenir de la cobertura periodística sobre el caso deja en la ciudadanía.

PUEDES VER Fiscal Gálvez defiende a investigados por recibir aportes de Odebrecht

Audiencia. Keiko Fujimori llegó a la diligencia en la que se discutía la prisión preventiva en su contra. Al final, se entregó a las autoridades cuando el juez Víctor Zúñiga ordenó su reclusión. Foto: La República.

¿Qué fueron los cócteles de Keiko Fujimori?

Los cócteles de la lideresa de Fuerza Popular fueron actividades organizadas por el partido fujimorista para recaudar fondos a fin de solventar la campaña presidencial de su lideresa.

Los hechos evidencian que para la campaña del 2016, Fuerza Popular organizó seis actividades de recaudación, es decir, media docena de cócteles. En estos eventos, según reportó el mismo partido fujimorista, se recolectó 4 millones 606 mil 218 soles.

Keiko Fujimori y su esposo, Mark Vito, acudiendo a uno de los cócteles de su partido.

Los cócteles eran eventos a los que los invitados llegaban tras haber adquirido tarjetas con precios oscilaban entre los 250, 350 y 500 dólares por persona.

En un reporte de la Fiscalía de Lavado de Activos del 2018, sin embargo, se señala que el partido fujimorista solo pudo justificar una parte de los recolectado, a través de “la relación de las personas que adquirieron las tarjetas de las actividades proselitistas que se desarrollaron el 16 de febrero y el 29 de marzo de 2016”.

En esa línea, se resolvió que el partido de Keiko Fujimori solo pudo documentar el 30% del total de lo recolectado, es decir 1 millón 432 mil 701 soles.

"No se cuenta con información que permita sostener que estas [actividades] recaudaron las sumas de dinero que aparecen en sus informes”, según indica el reporte fiscal.

Asistentes a uno de los cócteles organizados por Fuerza Popular para supuestamente recaudar fondos.

PUEDES VER Sotomayor tenía su salita para filmar los pagos ilícitos a funcionarios

Por ello, el Ministerio Público manifestó sus dudas sobre la capacidad de recolección que podrían tener los cócteles de la lideresa de Fuerza Popular:

"Estas actividades proselitistas (cócteles) si bien podrían haberse realizado, no habrían podido recaudar tan importantes sumas de dinero en seis cócteles, como se informó a la ONPE en 2016”, se lee en el reporte de la Fiscalía de Lavado de Activos.

¿Por qué los cócteles comprometen a Keiko Fujimori?

Al ser Keiko Fujimori la lideresa de Fuerza Popular y su candidata a la presidencia en el 2016, le Fiscalía puso sus sospechas en torno a su participación durante la recaudación de los fondos que financiaron su campaña.

Jorge Yoshiyama, sobrino de Jaime Yoshiyama, simuló aportes a Fuerza Popular para la campaña de Keiko. Ahora es colaborador de la Fiscalía. Foto: La República.

Para ello, siguiendo el hilo de las sospechas sobre el total recaudado, y la desconfianza en torno al origen del dinero, la Fiscalía detectó que algunas personas vinculadas al ex secretario del partido fujimorista, Jaime Yoshiyama, figuraban como los mayores aportantes.

Uno de estos casos fue el de Jorge Yoshiyama Sasaki, su sobrino, quien compró 27 tarjetas por un total de 9 mil 450 dólares. Carlos Blanco Oropeza, exparlamantario, y la extesoresa del partido fujimorista, Cecilia Matsuno Fuchigami, compraron cada uno 50 y 20 tarjetas, por un total respectovo de 17 500 dólares y 14 mil dólares.

Con el transcurso de las investigaciones, y la deriva del caso hasta el despacho del fiscal José Domingo Pérez, del Equipo Especial Lava Jato, se impuso la tesis de que los cócteles habían sido una fachada para introducir aportes de empresas entre las que se contó a la constructora brasileña Odebrecht.

Fiscal José Domingo Pérez, del Equipo Especial Lava Jato, dirige las pesquisas contra Keiko Fujimori y Fuerza Popular. Foto: La República.

PUEDES VER Frepap: Mitos, verdades y pugnas en la agrupación israelita

Así, a medida que se iban recogiendo testimonios de exdirectivos de la firma brasileña y de otros colaboradores de la Fiscalía, se fue estableciendo un esquema que revelaba una presunta organización criminal en el interior de Fuerza Popular, la cual era liderada por Keiko Fujimori y tenía como objetivo la captación de aportes irregulares.

Por estas circunstancias, la Fiscalía pidió una orden de prisión preventiva contra Keiko Fujimori en el 2018, la cual fue admitida. Por ello, la lideresa de Fuerza Popular estuvo casi 13 meses recluida en el penal Anexo de Chorrillos. Luego, el Tribunal Constitucional ordenó su liberación; sin embargo, la Fiscalía insistió con el pedido de prisión preventiva y, tras un par de meses en libertad, la lideresa del fujimorismo volvió tras las rejas.

Ernesto Blume, expresidente del Tribunal Constitucional, recomendó la excarcelación de Keiko Fujimori cuando el hábeas corpus de la lideresa de Fuerza Popular llegó al TC. Foto: La República.

¿Keiko Fujimori cometió algún delito con los cócteles?

De acuerdo al Ministerio Público, en especial al fiscal José Domingo Pérez, que investiga a Fuerza Popular en el marco del caso Lava Jato, Keiko Fujimori sería la cabeza de una presunta organización criminal.

Según la Fiscalía, Fuerza Popular, con el conocimiento de Keiko Fujimori, fraguó el ingreso de varios millones de soles provenientes de capital privado para blanquear los aportes con la técnica del “pitufeo”, tal como el partido fujimorista lo identificó.

Así, con la identidad de varios presuntos aportantes fantasma, Fuerza Popular habría logrado darle licitud al dinero que habría recibido de algunas empresas.

PUEDES VER La salita de Sotomayor: los detalles del sistema de filmaciones que usaba exalcalde

En agenda de Marcelo Odebrecht se encontró un apunte referido a Keiko Fujimori. Lo que decía la anotación implicaba el aumento de dinero por parte de la constructora brasileña para la campaña fujimorista.

¿Cuál fue el papel de Odebrecht?

En el 2016, el caso Cócteles era investigado por la Fiscalía de Lavado de Activos, a cargo del fiscal Germán Juárez Atoche. En el 2017, el caso cayó en manos del fiscal José Domingo Pérez, quien lo adecuó a la ley de organización criminal.

El paso del caso al Equipo Especial se debió a un hecho relevante: la aparición de una anotación de Marcelo Odebrecht en la que se habla de aumentarle “500” a Keiko Fujimori.

Con este hallazgo, la investigación contra la lideresa de Fuerza Popular se inscribió en el marco del caso Lava Jato en el Perú, en cuyo centro se encuentra la empresa Odebrecht, que pagó millones de dólares en coimas y en financiar a políticos para luego, más adelante, obtener beneficios de estos.

Local de Fuerza Popular en el Paseo Colón fue allanado por el Ministerio Público, en una diligencia liderada por el fiscal José Domingo Pérez. Foto: La República.

Los hallazgos posteriores echaron luces sobre aportes que tanto Odebrecht como otras empresas, por ejemplo, las del Club de la Construcción, y firmas de otros gremios, como la que lidera Dionisio Romero y Leche Gloria, de Vito Rodríguez, hicieron a favor de la campaña de Keiko Fujimori.

Esto, si bien es cierto, no era ilegal al momento en que se dio, el hecho es que estos aportes millonarios no fueron declarados debidamente ante las autoridades correspondientes.

Por el contrario, en el fujimorismo ocultaron la procedencia del dinero y armaron todo un esquema de falsos aportantes para disimular el origen de los fondos.