Blume justificó salida del TC alegando que responde a un intento por no ser juez y parte en el proceso de reforma judicial. Foto: La República.
Blume justificó salida del TC alegando que responde a un intento por no ser juez y parte en el proceso de reforma judicial. Foto: La República.

Salida del TC de la reforma judicial es para garantizar independencia de poderes

Ernesto Blume, titular del Tribunal Constitucional, sostuvo que el alejamiento del TC garantizará “autonomía e independencia” en el proceso de reforma del sistema de justicia.

La República
12 Jul 2019 | 15:49 h

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Ernesto Blume, explicó este viernes la razón que esgrimió el órgano autónomo que preside para apartarse del Consejo para la Reforma del Sistema de Justicia, luego de meses de que se formara el grupo de trabajo conformado para de modificar el sistema judicial a raíz de la revelación de la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

Ayer en horas de la tarde, Blume leyó un comunicado en el que anunciaba a la ciudadanía que, tras reunirse el Pleno del Tribunal Constitucional, por unanimidad, los 7 miembros del órgano autónomo acordaron eximir al TC de participar en el proceso de la reforma judicial, aduciendo que el tribunal era "autónomo, independiente y responsable del control de la Constitución”.

PUEDES VER TC deja Consejo para la Reforma de la Justicia

Este punto fue explicado por Blume en una entrevista en Canal N este viernes. De modo simple, el presidente del TC señaló que la salida del tribunal responde a la intención de no ser juez y parte al mismo tiempo en el proceso de la reforma de justicia, pues, aseguró Blume, su participación “es incompatible con el rol constitucional que nuestra carta magna le asigna al Tribunal Constitucional”.

Blume sostuvo que el trabajo del Consejo para la Reforma del Sistema de Justicia es propenso a que se necesite “eventualmente, aprobar políticas de Estado que puedan desembocar en normas o en leyes, inclusive en reformas constitucionales”.

En ese sentido, el titular del TC remarcó la función del tribunal como “el máximo órgano de la justicia constitucional, que tiene competencias para inclusive anular leyes que dicta el Congreso, anular actos administrativos que se puedan dictar al nivel del Poder Ejecutivo y otros lentes e, inclusive, anular sentencias que puedan afectar derechos fundamentales o afectar la constitución”.

“Acá cabe una pregunta: ¿cómo el Tribunal Constitucional, que es el que controla la constitucionalidad de las leyes, podría intervenir en una comisión que al final podría derivar en normas que pueden ser impugnadas ante el Tribunal Constitucional por quienes consideren que esas normas infringen la constitución? Estaríamos en una situación de juez y parte”, explicó Blume.

PUEDES VER Ejecutivo responde por salida del TC del Consejo para la Reforma del Sistema de Justicia

Ayer, por otro lado, el Ministerio de Justicia expresó su sorpresa al conocer la salida del Tribunal Constitucional del consejo para reforma judicial, pues, alegó la cartera que dirige el ministro Vicente Zeballos, la instalación del grupo se dio hace meses y, por ese entonces, el TC no tuvo inconvenientes en participar del proceso.

Blume señaló que el consejo solo se reunión dos veces, y que la primera ocasión fue “una reunión de instalación”, y que recién en la segunda "el secretario técnico presentó un proyecto de reglamento y un avance de los ejes temáticos”.

“Frente a esta propuesta de ejes temáticos, consideré que debía llevar al Pleno del Tribunal Constitucional el tema y darles una información detallada [a los miembros] para que el Pleno evaluara y me autorizara o no a continuar. Y el Pleno ha evaluado con mucho rigor esta situación; y en aras de mantener la autonomía y la independencia del TC, que es clave para el fortalecimiento de nuestro estado constitucional, y además del fortalecimiento de la institucionalizad en el país y de la democracia y del estado de derecho y la separación de poderes, hemos decidido, por unanimidad, y esto es muy importante, comunicar que no vamos a participar. Y lo hemos hecho al amparo del artículo 201 de la constitución, que establece claramente que el Tribunal es independiente, es autónomo y es el órgano defensor de la Constitución”, manifestó Blume.

El presidente del TC señaló que si el órgano autónomo participa en el proceso no se puede garantizar al país “autonomía e independencia”.

PUEDES VER Keiko Fujimori: Hábeas corpus presentado al TC debería ser rechazado, sostiene especialista

“Por esta razón, una razón constitucional, de principio, muy respetuosamente nos estamos apartando y estamos presentando un proyecto de ley que ingresa hoy al Congreso de la República, en el cual estamos planteando la derogatoria del artículo pertinente de la ley 30942 que establece que el presidente del Tribunal Constitucional integra este consejo”, explicó Blume.