Caos, acusaciones e insultos en el Congreso por informe Lava Jato

Imputaciones de Manuel Dammert (Frente Amplio) a Alan García sobre una supuesta cuenta bancaria en Andorra generaron tal reacción en la bancada aprista que se interrumpió el debate del informe de la Comisión Lava Jato. Fujimorismo aprovechó para postergar votación que podían perder.

Imputaciones de Manuel Dammert (Frente Amplio) a Alan García sobre una supuesta cuenta bancaria en Andorra generaron tal reacción en la bancada aprista que se interrumpió el debate del informe de la Comisión Lava Jato. Fujimorismo aprovechó para postergar votación que podían perder.

Una acalorada discusión entre apristas e izquierdistas en el pleno del Congreso sirvió para que se suspenda el debate sobre el informe final de la Comisión Lava Jato. El enfrentamiento, originado por imputaciones lanzadas sobre el expresidente Alan García y otros apristas, fue aprovechado por el fujimorismo para no someter a votación el documento en una sesión en que no habrían contado con suficiente apoyo para aprobarlo.

En el debate, el congresista Manuel Dammert, de Nuevo Perú, mencionó los depósitos en cuentas bancarias en Andorra de exfuncionarios que integraron el gobierno de García, reseñados en una publicación. "Sería bueno, ya que se habla de una operación durante el gobierno aprista y con funcionarios apristas, que sigue vigente, que nos informe un poco más el congresista Jorge del Castillo", expresó.

El aprista llamó "mamotreto" al texto citado por Dammert. Ante los reclamos de Dammert, que gritaba fuera de micrófono, Del Castillo llegó a ironizar: "Cuidado con el bobo... me refiero al corazón".

"¡No sabe cómo responder porque es verdad! ¡No le da vergüenza!...", se llegó a escuchar al izquierdista, entre otros reclamos alzando la voz.

"Le pido que retire la frase ofensiva que acaba de lanzar", de pronto exigió el aprista.

Dammert se negó alegando que solo había dicho que las cuentas eran de apristas. Según el legislador Mauricio Mulder, el izquierdista había llamado "pandilla de ladrones" a la bancada de los apristas.

Los gritos y gestos de enfrentamiento entre apristas e izquierdistas, a los que se sumaron algunos fujimoristas, y la negativa de Dammert a retractarse hicieron que se interrumpa el debate congresal.

Más temprano, el legislador aprista Javier Velásquez ya había defendido a García aduciendo que hubo alto gasto en la megacomisión que investigó al exmandatario y que hubo votos de izquierdistas, incluida Verónika Mendoza cuando era legisladora, por normas que beneficiaron a Odebrecht. Además, destacó que las comisiones revisoras de decretos en el gobierno aprista fueron presididas por opositores.

Más grescas

La acusación de Dammert recapituló el depósito de US$ 900 mil que recibió de Odebrecht en Andorra el exvicepresidente de Petroperú Miguel Atala.

Por la tarde, cuando las aguas parecieron calmarse, Leyla Chihuán, quien presidió la sesión ante la licencia pedida por Daniel Salaverry, instó a Dammert a que se rectifique, pero este siguió negándose.

Ante esto, el legislador aprista Jorge del Castillo tomó la palabra y señaló que los funcionarios señalados no pertenecen al Apra. "¡Las personas que aparecen ahí no son apristas!", exclamó. Sin embargo, Dammert recalcó que Atala y Cuba fueron funcionarios de la segunda gestión de García Pérez.

"¡La verdad no se retira! Demuestran temor y pánico al saber que tienen gente que recibió dinero de Odebrecht", respondió el legislador de Nuevo Perú. Entonces, Chihuán solicitó que se lea el Reglamento del Congreso, suspendió la sesión por segunda vez por 15 minutos y convocó a Junta de Portavoces. Ahí acordaron que el parlamentario de NP sea sancionado con 120 días de suspensión por no retirar sus palabras.

Al retornar la sesión, Dammert demandó que le digan qué insulto profirió. El aprista Mauricio Mulder refutó que su bancada no lo diría.

Pero el debate estaba consumado. Las bancadas de Nuevo Perú y Frente Amplio exigieron que para votar el informe Lava Jato se debe incluir a García Pérez y Keiko Fujimori en la investigación de Lava Jato. Todo quedó ahí.

Luego, ante la prensa, el legislador Humberto Morales defendió a Dammert. "Esta alianza fujiaprista decidió sancionar a un parlamentario por haber hablado del tema de fondo", sostuvo.

El exfujimorista Francesco Petrozzi hizo lo mismo. "El informe Lava Jato será aprobado cuando esté completo", manifestó en referencia a incluir a los líderes del Apra y Fuerza Popular en la pesquisa.

Por su parte, Dammert afirmó a La República que la comisión Lava Jato ha omitido información que compromete a Alan García, Keiko Fujimori e incluso al gobierno de Alberto Fujimori en el caso Odebrecht. "Hemos pedido que esto debe incluirse en el informe", refirió.

El vocero de Fuerza Popular, Carlos Tubino, culpó a la izquierda de dilatar el debate. Yonhy Lescano (Acción Popular) precisó que la real razón del fujimorismo para postergar la sesión se debe a que el Hemiciclo solo contó con 72 legisladores y la bancada naranja no estuvo completa para votar en bloque y, a través de la mayoría simple, suspender a Dammert. Estas grescas originaron que Chihuán suspenda la sesión para hoy a las 10 a.m. Ahora será Salaverry quien dirija, tal vez, la votación final.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO