Ante rebelión interna,Chávarry se lanza contra las fiscales Sánchez y Castro del Callao y el Gobierno

Contraataque. Mientras se preparan nuevas proclamas contra Chávarry, fiscal de la Nación pasa al contraataque: quiere someter a control interno a fiscales Rocío Sánchez y Sandra Castro; adelantar elecciones de presidentes de juntas; y utilizar a los procesados para atacar al presidente Vizcarra.

Contraataque. Mientras se preparan nuevas proclamas contra Chávarry, fiscal de la Nación pasa al contraataque: quiere someter a control interno a fiscales Rocío Sánchez y Sandra Castro; adelantar elecciones de presidentes de juntas; y utilizar a los procesados para atacar al presidente Vizcarra.

El Ministerio Público está fracturado y con los niveles más bajos de credibilidad en sus 37 años de existencia, por la denuncia de los presuntos vínculos del fiscal de la Nación, Pedro Gonzalo Chávarry Vallejos, y otros dos fiscales supremos con la red “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

Chávarry se aferra al cargo señalando que su elección es legítima. Pero la legalidad de su elección nunca ha estado en duda. Lo que preocupa a la ciudadanía es la relación del fiscal de la Nación y otros dos fiscales supremos con una red de corrupción.

Así, la crisis no se va a superar mientras Chávarry permanezca en el cargo, señalan autoridades judiciales y políticas. Al contrario, la ruptura interna y el descrédito se van a profundizar. El comunicado que emitieron, la noche del jueves, los 27 presidentes de las Juntas de Fiscales Superiores del país es solo el comienzo.

El miércoles, 12 de septiembre hay junta extraordinaria de fiscales provinciales titulares de Lima y es probable que se emita un pronunciamiento más directo.

Los fiscales provinciales han venido pronunciándose individualmente o en grupo. Piden la renuncia de Chávarry o, como el fiscal de Lambayeque, Juan Carrasco, la renovación de toda la Junta de Fiscales Supremos.

 

PASO AL COSTADO

Los fiscales, según las opiniones de varios de ellos, han entendido que con el actual fiscal de la Nación no vale ser sutil. Los fiscales superiores evaluaron en su comunicado demandar la renuncia de Chávarry, pero no alcanzaron consenso. Solo 10 presidentes estaban de acuerdo.

Creyeron que si el lunes se habían negado a respaldarlo, era suficiente con solicitarle que “ponderando la actual situación y las manifestaciones de la sociedad, adopte una decisión acorde a los intereses y bienestar de la institución”.

No ocurrió. Gonzalo Chávarry respondió el viernes que continuará en el cargo, amparándose en la legitimidad de su elección pese a que sectores de la sociedad consideran que su permanencia le hace daño al Ministerio Público y a la credibilidad de cada uno de los fiscales a nivel nacional.

 

PREOCUPACIÓN

Los fiscales provinciales advierten de las consecuencias de la permanencia de Chávarry en las investigaciones, la relación con los otros poderes del Estado y la cooperación internacional.

Hoy, cualquier investigación contra la corrupción puede ser tachada de tener un tinte político, como ya está sucediendo con el caso Lava Jato. Especialistas señalan que la alianza de Chávarry con el Apra y el fujimorismo un día va a tener consecuencias, sobre todo en las fiscalías de lavado de activos, uno de los pocos sistemas que permanece al lado del fiscal de la Nación.

El enfrentamiento con el Ejecutivo va a pasar factura. En las próximas semanas debe aprobarse el presupuesto para el 2019. El Estado nunca le da al Ministerio Público lo que realmente necesita. El temor es que este año sea peor y afecte la provisión de plazas transitorias y los bonos que reciben los fiscales.

En noviembre del 2017, el entonces fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, estimó que el Ministerio Público necesitaba un presupuesto de S/ 3.122 millones para el 2018. El Ministerio de Economía y Finanzas solo le asignó 1.824 millones para el 2018.

En mayo, antes de dejar el cargo, Sánchez logró la aprobación de un presupuesto adicional de 150 millones, para el instituto de medicina legal y poder pagar a unos 300 asistentes de función fiscal.

La cooperación internacional también puede resentirse. Los equipos de Constelación que realizaron las escuchas a “Los Cuellos Blancos del Puerto” son operados con personal de la DEA y la policía británica.

Los observadores internacionales reportan a sus respectivos gobiernos el resultado de las escuchas. Los contactos del fiscal de la Nación con una red de corrupción ya es de conocimiento de todo el mundo, señalan los fiscales.

 

DEVUELVE INFORME

El fiscal de la Nación no está de brazos cruzados. Según diversas fuentes, sus asesores están trabajando en el frente interno y externo.

En la última Junta de Fiscales Supremos, a través de Tomás Gálvez, Chávarry propuso pasar a Control Interno a las fiscales del Callao, Rocío Sánchez y Sandra Castro.

Gálvez las acusó de haber emitido un informe tendencioso y sin pruebas. Pablo Sánchez y Zoraida Ávalos se opusieron. En el debate, Gálvez acusó a Sánchez de estar detrás del informe y luego filtrarlo a la prensa.

Sánchez y Ávalos se retiraron de la Junta. Chávarry se quedó con Gálvez y Víctor Rodríguez Monteza, con los que hace quórum y puede tomar acuerdos.

Esa misma tarde, el fiscal de la Nación le devolvió a Pablo Sánchez el informe de Castro, para que sustente legalmente los motivos por los que debe apartarse de esa investigación.

La idea de Chávarry es destruir o quitar valor al informe que lo involucra con la red de “Los cuellos Blancos del Puerto”.

También han evaluado ganarse, con mejoras de infraestructura, a los presidentes que firmaron el comunicado que le pide dar un paso al costado.

Las elecciones para elegir nuevos presidentes están previstas para diciembre. Se evalúa la posibilidad de adelantarlas para generar un vacío de poder.

 

DE PPK A VIZCARRA

Para el frente externo, de acuerdo con las fuentes, Chávarry cuenta con el apoyo del coordinador de lavado de activos y Lava Jato, Rafael Vela Barba. Producto de esa cooperación se dio el interrogatorio a José Luis Cavassa, que busca golpear al Ejecutivo e involucrar al presidente Martín Vizcarra.

Hace dos semanas, el fiscal José Domingo Pérez informó al Callao que quería interrogar a Cavassa sobre la ‘Señora K’. Le respondieron que este procesado decía no conocer a Keiko Fujimori y que solo menciona haber trabajado para la campaña de PPK.

Pese a todo, mandaron al fiscal adjunto Henry Amenábar a interrogar a Cavassa de lo que sí había hablado: su relación con Peruanos por el Kambio, e inmediatamente el interrogatorio fue filtrado a los medios.

La declaración de Cavassa sobre PPK forma parte del informe Castro que tuvo en su poder Chávarry. Efectivamente, de acuerdo con la declaración de este personaje, difundida en las redes y el portal ‘Gato encerrado’, Fujimori y Fuerza Popular salen limpios y el partido de gobierno queda mal parado.

El pasado de Cavassa salpica al presidente Martín Vizcarra como jefe de campaña de PPK. Para un proceso judicial esa información no sirve. Para los intereses de Chávarry vale mucho. 

Presidente del PJ reclama por reingreso de juez de CNM-Audios

  • El presidente del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga, exigió a la presidenta de la Corte Superior del Callao, Flor Guerrero, y a la jefa de la OCMA, Ana María Aranda, tomar acciones respecto del juez titular del Callao, Luis Pajares Narva. Además, dispuso que el juez supremo Héctor Lama More realice una nueva visita de inspección a la Corte del Callao.

  • Prado tomó esta decisión, luego que La República revelara que el juez Pajares Narva fue repuesto en el Cuarto Juzgado Civil del Callao. Pajares es protagonista de varios audios y videos de vigilancia policial al detenido expresidente de la Corte del Callao, Walter Ríos.

  • La presidenta de la Corte Superior del Callao, Flor Guerrero, señaló que ella no puede tomar ninguna acción respecto del juez Pajares, pues este es un magistrado titular. Reveló que Pajares salió un mes de vacaciones, a partir del 25 de julio, cuando era juez superior provisional. Ese destaque fue revocado y, a su regreso, reincorporado como juez titular del Cuarto Juzgado Civil de Lima.

  • Guerrero señaló que los únicos que pueden tomar acciones contra Luis Pajares son la OCMA y la Oficina Desconcentrada de la OCMA en el Callao, a cargo del juez superior Obando Blanco. Ellos no habría tomado acciones contra dicho magistrado.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO